Y tú ¿sabes dar besos eróticos?

Besar es mucho más que juntar los labios.

Es una de las manifestaciones más interesantes e intensas con las que nos comunicamos los seres humanos. Un beso puede significar muchas cosas: cariño, pasión, protección, traición y en algunas culturas, es apenas un simple saludo.

Los besos son una de los aspectos más importantes dentro de una relación. Mantienen conectado al hombre y la mujer y son la puerta de entrada a la intimidad. Un beso a la persona amada puede reflejar ternura o erotismo, según el ritmo, la intensidad y la fluidez del mismo. Es un ritual que termina uniendo a dos personas hasta niveles insospechados, generando un verdadero cóctel de emociones.

Besar es un arte que implica mezclar el olfato, el gusto y el tacto. Es la primera etapa del placer y muchas veces define si una relación seguirá más allá, si habrá un segundo encuentro o si todo se terminará en ese mismo momento. Tal es la importancia que, según una encuesta realizada por el portal Match.com, una de cuatro parejas termina por los malos besos.

¿Y qué es un “mal beso”?

Los besos son importantes para la pareja porque “fomentan la intimidad en una relación”, consideró el 61% los encuestados por Match.com.

El 32% precisó que los besos le “dan emoción a la pareja”. Sólo un 2% no considera que los besos sean importantes en la pareja.

Según la misma encuesta, un “mal beso” se da cuando:

– No hay química (42%)

– Parecen lamer (15%)

– Hay mal aliento (6%)

Cuando se está en la etapa del romance el hombre suele besar más que la mujer. Según los estudiosos, este hecho se explica porque siente la necesidad de hacerse presente y como aún no puede penetrar a su novia, el único miembro de su cuerpo que puede introducir es la lengua y con ella puede demostrar su falta de experiencia o su maestría en el arte de besar.

Como hecho curioso, en 1960 se realizó un estudio y se descubrió que los hombres que besan a sus mujeres antes de ir al trabajo, viven 5 años más que los que no lo hacen. Además perciben entre un 20 y 30% más de dinero.

Espirituales

Hay una clase de besos especiales, que tienen que ver con el alma. El tantra es una práctica dirigida a renovar el espíritu y despertar completamente nuestros sentidos. Los expertos afirman que existe un sentido oculto que puede despertar trabajando la concentración, la espiritualidad y el flujo de energía. El erotismo tántrico es la cúspide de la unión entre dos personas, no es solo contacto físico, sino fusión de almas. Para ejecutar un beso de este tipo, es necesaria una total consciencia, sintiendo cada fibra de tu pareja mientras recorres con tus labios su piel, concentrándote en lo que ambos sienten en ese momento.

Eróticos

Existen infinitas maneras de besar. Esta es una pequeña e incompleta lista de los besos más “calientes”.

1. El beso de lado es la forma de besar más común, que hemos visto en miles de películas y a la que todos estamos acostumbrados. Las cabezas se ladean en direcciones opuestas para no chocar.

2. El beso inclinado es el ideal para los preliminares. En aquel en el que mientras uno echa la cabeza hacia atrás, el otro lo sujeta por el mentón mientras le besa. La dulzura y la ternura son las bases de este beso.

3. En el beso “broche”, uno de los miembros de la pareja sujeta con los labios los de su pareja. Así, empieza un sensual juego de poder. Algunos le llaman ‘beso de tornillo’.

4. El beso de la pasión se realiza en la comisura de los labios. Es tierno, dulce y muy, muy sensual. Si se da cuando uno de los dos está dormido, se abre la brecha para hacer estallar la pasión y recomenzar todo.

5. El beso viajero es cuando los labios se posan en otro lugar del cuerpo de la pareja, lo que es una forma garantizada de lograr la excitación.

6. El beso apasionado aparece cuando la temperatura ha subido y puede verificarse en los momentos previos a la penetración o acompañarla. Es el beso directo en los labios, donde los amantes se chupan, mordisquean o acarician con la lengua, en forma apasionada. Es, por supuesto, uno de los besos más excitantes.

7. En el beso palpitante, uno de los dos deposita sobre los labios del otro una infinidad de besos muy pequeños, recorriendo toda la boca y las comisuras. Es un beso con mayor carga de dulzura.

8. El beso dorsal, como su nombre lo indica, es cuando el hombre o la mujer besan la espalda de su amante. El secreto es rozar suavemente, apenas tocando con tus labios y tu lengua, a lo largo de su espina dorsal. Cuando se realiza bien, puede llevar a una tensión sexual insoportable y a un nivel de excitación elevadísimo.

9. El beso combinado acompaña el contacto de los labios con el trabajo de los manos, libres para recorrer el cuerpo.

10. El beso “con prohibición” es también muy interesante: la regla es “cero ropa” y no usar las manos, solo los labios. Puede llegarse a una tensión muy agradable y el tema es soportar el mayor tiempo posible sin utilizar las manos.

De a poco

Lo ideal con los besos es comenzar lentamente e ir aumentando la presión y la velocidad.

Comienza con pequeños besos sin lengua, con roces de labios. Esto resulta muy excitante, pues estimula el deseo y la imaginación, además de hacer que el ambiente se vaya calentando poco a poco.

No te concentres únicamente en los labios, besa también otras partes. El cuello y las orejas son buenos para seguir, pero tienes a tu disposición todo el cuerpo de tu amante, incluyendo por supuesto el sexo oral.

La boca puede llegar a provocar sensaciones inimaginables. Sácate los prejuicios, prueba con tu pareja cosas nuevas, experimenten, jueguen seguramente no se arrepentirán.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"