Willow, la hija de Will Smith: “Me cortaba en las muñecas y me autoflagelaba”.

La joven cantante ha hecho una sorprendente confesión en una entrevista con su propia madre

La fama a pesar de ser una fuerza demasiado poderosa también es una carga demasiado pesada para cualquier persona, pero sobre todo para un adolescente. Willow Smith es la última en poner la lupa sobre las dificultades que jóvenes al igual que ella pueden llegar a pasar cuando el peso del éxito se empieza a acumular sobre sus hombros.

Todo usuario que lleve al menos cinco años en las redes sociales conoce la historia de Willow. La hija pequeña de Will y Jada Pinkett Smith se catapultó a la fama cuando, con solo 10 años de edad lanzó su primer single, ‘Whip My Hair’ (voltear mi melena), single que la posicionó como una nueva estrella infantil en el ámbito de la música.

Pero sin importar que sea desde temprana edad toda una celebridad y ante toda esta atención, Willow se abrumó y se retiró temporalmente del mundo artístico. A pesar de ser famosa ya desde el momento de su nacimiento por ser hija de una pareja de estrellas. Ella ha hecho una sorprendente confesión en el programa que su madre tiene en Facebook, Red Table Talk, y es que hace unos años la fama le superó, perdió el control y eso la llevó a hacerse daño, llegó a autolesionarse cuando alcanzó la fama en el mundo de la música con su sencillo ya antes mencionado.

La confesión de la pequeña del matrimonio de actores ha cogido a todos por sorpresa. Nadie se hubiera imaginado.

La canción, que se hizo mundialmente famosa en 2010, cuando la adolescente solo tenía 10 años, la lanzó al mundo de la fama, lo que según ella misma ha admitido la sumió en “una especie de zona gris”.

A pesar de ser conocida desde que nació debido a la fama de sus padres, la joven ha confesado: “Honestamente, siento que llegó un punto en el que perdí la cordura”, .

“Después de eso [el éxito de ‘Whip My Hair] dejé de cantar y tomar clases de canto, estaba en una especie de zona gris. ¿Quién soy? ¿Tengo un propósito? ¿Hay algo que pueda hacer además de esto?'”, se preguntaba la joven.

Sin importarle la presencia de su madre en el momento de la confesión, la adolescente no tuvo reparo en admitir que incluso llegó a autolesionarse. Después de la gira, la promoción y todo eso, querían que terminara mi álbum y yo les dije, ‘No voy a hacerlo’. “Escuchaba música oscura y todo era una locura. Me sumergí en ese agujero negro y me corté”. La repentina confesión de Willow dejó impactada a su madre que confesó desconocer este episodio de la vida de su hija. “¿De qué estás hablando? “Bueno, pues yo no tenía ni idea”, aseguró Pinkett-Smith. “Nunca vi señales de que estuviera pasando” “¿Dónde te cortabas”

“Por aquí todavía queda algo. Nunca hablo sobre ello porque fue un periodo extraño y breve de mi vida, pero conseguí salir de él”.

Del mismo modo Willow agregó que esa etapa de su vida fue hace ya “mucho tiempo” e incluso llegó a adelantar que está retomando su carrera musical.

Ahora, toda una adulta, continúa su carrera, pero a una menor escala. Pero tras su última confesión, hemos descubierto hasta qué punto la joven pasó una mala racha, llegando incluso a cortarse y auto flagelarse. Willow asegura que hacerse daño a sí misma era la única forma de hacer tangible el dolor emocional que sentía. Cuando fue consciente del proceso que estaba atravesando, dejó de hacerlo. Ahora, totalmente recuperada, asegura que han pasado cinco años desde la última vez que se autolesionó.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"