Una princesa de Malasia festeja su cumpleaños limpiando la playa, y nos deja un ejemplo a seguir

El reino de Malasia está compuesto por trece estados, tres territorios federales y posee nueve sultanatos. Cada cinco años, un consejo elige un nuevo rey para sus territorios, lo que constituye una monarquía electiva y rotatoria.

Desde 2016, hasta la actualidad, el rey de Malasia es Mohamed V, también sultán de Kelatan y subió al trono después de que el sultán de Johor declinara la corona. Mohamed será rey hasta el 2021, cuando casas reales como la de Kedah, Selangor y Terenggau tendrán la posibilidad de alzarse en el poder.

Pero ninguna de estas casas reales ha resultado tan glamorosa como la dinastía de herederos de Pehang, quienes en esta última generación han engendrado a tres ‘it girls’, que más que realeza, podrían ser modelos: Iman, Illisha e Ilyana.

El pasado mes de mayo, la edición de la revista Tatler en Singapur, destacó a su majestad Tengku Puteri Iman Afzan, hija mayor del príncipe heredero de Pahang, como “una de las realezas asiáticas a las que es necesario seguir cuanto antes en Instagram”. La hija del Tengku Mahkota de Pahang pasa un tanto desapercibida, pero con su delicada belleza y figura de supermodelo, es solo cuestión de tiempo para que el mundo la descubra.

Recientemente, esta princesa también fue noticia por la manera tan peculiar en la que celebró su cumpleaños. Podríamos pensar que, para una princesa, lo más importante es que el día de su cumpleaños todo se trate sobre ella y prefiera ser el centro de atención de toda la gente que la rodea. Pero la realidad es que ella decidió compartir esa atención con el mundo, haciendo algo pequeño, pero realmente significativo, que inspiró a su país y a otras personas alrededor del mundo a seguir su grandioso ejemplo.

La princesa Tengku Puteri Iman Afzan cumplió 52 años el pasado 22 de julio de este año y el día 24 de julio publicó en su cuenta personal y oficial de Instagram fotografías donde se le observa vestida con ropa casual recogiendo basura de plástico y depositándola en bolsas negras de basura. La princesa pasó todo el día de su cumpleaños limpiando, junto con su equipo, una de las tantas playas de Langkawi, un archipiélago de Malasia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"