Una nueva investigación dice que el dolor físico está directamente relacionado con el estrés emocional

El trauma ocurre “cuando nuestra capacidad para responder a una amenaza percibida es de alguna manera abrumadora”, escribe Peter Levine, un experto en trauma.

Algunos investigadores no están de acuerdo con esta definición de trauma, pero pueden estar de acuerdo con la idea de que el trauma puede inducir síntomas fisiológicos como adormecimiento, dolor, pesadillas, flashbacks y comportamiento de evitación.
“Si el trauma se relacionó o no con el evento o la condición que originó su dolor, tener una condición de dolor crónico es traumático en sí mismo”, escribe Maggie Phillips, autora de Reversing Chronic Pain. (Revirtiendo el dolor crónico)

Y dado que nuestros sistemas nerviosos entran en modo de supervivencia durante un trauma, puede ser difícil recuperarse.

“La investigación ha demostrado que, en condiciones normales, muchas personas traumatizadas, incluidas las víctimas de violación, las mujeres golpeadas y los niños maltratados, tienen un ajuste psicosocial bastante bueno”, dice el Dr. Bessel van der Kolk, un reconocido experto en traumas.

“Sin embargo, no responden al estrés como lo hacen otras personas. Bajo presión, pueden sentirse (o actuar) como si estuvieran traumatizados nuevamente”.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"