Una Navidad adelantada para el pequeño de 2 años con cáncer terminal

Hace poco más de un mes a los padre de Brody Allen les dieron la noticia que ningún padre querría escuchar: su hijo de 2 años, que padece un extraño cáncer cerebral, tenía dos meses de vida. Lo que el médico del niño en un principio pensó que era una infección en el oído el pasado mayo se convirtió en algo mucho peor, ya que los especialistas descubrieron que Brody había nacido con un agresivo cáncer cerebral que le provocó cuatro tumores intratables.Según explicó el padre del pequeño a ‘The New York Times’, el cáncer de su hijo es tan raro que sólo 300 oersonas han sido disgnosticadas. Durante 98 días los médicos trataron a Brody, pero un quinto tumor se llevó por delante toda esperanza. No podían hacer nada más por él.El hospital, que ayudó a pagar las facturas médicas que Medicaid no cubre, le dio a Brody el tratamiento de quimioterapia más agresivo que pudo.
No fue efectivo. Uno de los tumores de Brody creció en un 30% y desarrolló un quinto tumor en su cerebro. Usar radiación para tratar los tumores no era una opción porque Brody era demasiado pequeño. No había esperanza. Entonces su familia decidió mantenerle feliz todo el tiempo que le queda de vida.Tras el mazazo, sus padres se dieron cuenta que Brody ya no estaría para Navidad y decidieron darle la última. Así que se pusieron de acuerdo con todos los vecinos, sacaron toda la decoración de Navidad, pusieron el árbol, las luces y todos los adornos típicos de estas fechas para que Brody pudiera disfrutar de su última Navidad."Para él es sólo Navidad", dijo McKenzie Allen, de 21 años, hermana de Brody. "Se despertó un día y el árbol de Navidad estaba fuera. Él no sabe que no es realmente Navidad. Él simplemente lo está disfrutando". Fuera de su casa Brody puede ver un muñeco de nieve, a Santa Claus, a Mickey y a Minnie. Hay un árbol de Navidad en el patio de su vecina de al lado. Sin embargo, la tarea para adelantar la Navidad no fue fácil, pese a la ayuda recibida por sus vecinos. Los Allen descubrieron que muchas de las decoraciones propias de esa época no estaban disponibles en septiembre, así que crearon una página en Facebook llamada Team Brody en la que pidieron ayuda para conseguir convertir su pequeño barrio de Cincinnati en Navidad"Cuando Brody lo vio, no podía creerlo", dijo Simpson. "Ha estado muy animado". Ahora la comunidad se plantea preparar un desfile navideño para Brody. "Necesitamos involucrarnos porque él vive en nuestro vecindario", dijo Amanda Beckman, de 34 años. "Solo queríamos hacer algo para que esto sea realmente especial para ellos, porque están pasando por un momento difícil". El desfile está programado para el 23 de septiembre e incluirá a Papá Noel en un camión de bomberos, villancicos y superhéroes. "Todos quieren formar parte de esto", asegura otra vecina.Brody tiene días buenos y días malos, pero con estos esfuerzos, tiene muchos buenos momentos. "Es realmente difícil, pero me encanta ver la alegría en sus ojos", afirma su madre. "Lo hicimos para hacerlo feliz". Fuente: elmundo.es


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"