Una joven se suicida por bullying a los 14 años, por lo que el padre invita a los matones al funeral para que enseñarles una lección

Cuando Amy “Dolly” Everett contaba con 6 años de edad, recibió una oportunidad que cambiaría su vida para siempre.

A la bella niña se le ofreció un contrato de modelaje y la fotografiaron en una ocasión luciendo un sombrero grande Akubra. Los icónicos sombreros australianos son un símbolo de la naturaleza virgen del país.

Dolly pronto se convirtió en la cara de la compañía, con imágenes de ella difundidas por toda Australia. Lamentablemente, la fama llegó a un alto precio, uno que nadie debería pagar. A la edad de 14 años, Dolly se suicidó.

Dolly fue sometida a un acoso brutal e intenso. El hostigamiento se propagó como un incendio forestal en Internet, en formas en las que fueron difíciles de detectar para los adultos que se encontraban en los alrededores de Dolly.

Sin embargo, lo que sus padres notaron fue que Dolly pasó de ser “la niña más divertida del mundo” a una adolescente ansiosa y nerviosa que apenas hablaba con otras personas y no quería asistir a la escuela.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"