8 diferencias entre un hombre que es tímido y uno al que no le interesas

Es intrigante saber si le interesas a ese chico que te llama la atención, especialmente si el algo tímido y esto le juega en contra. Te manda señales cruzadas, a veces parece que le interesas y a veces no. ¿Será que no le interesas? ¿O será un poco tímido nomás?

Si le interesas estará pendiente de ti. Sus gestos, ademanes, su mirada estarán sobre ti. Lo que no hace falta decir con palabras, él estará diciendo con toda su capacidad expresiva. La mirada es lo primero, es inconfundible como signo de alerta. Si no te quita la mirada ni tan solo un instante y pareciera que cuando sus miradas se cruzan hay un destello de fuegos artificiales alrededor, mientras las mariposas les empiezan a revolotear. Si la timidez le impide ser más directo contigo será de pocas palabras, pero su forma de mirarte puede ser tu signo de atención. Siempre son los ojos los que lo dicen todo. En el caso contrario. Su lenguaje corporal es totalmente otro si no le importas de verdad. Si deseas saber si no le interesas o si tan solo es un poco tímido, presta atención a los siguientes puntos.

El hombre tímido te mira, el que no se interesa en ti solo te esquiva

Cuando estás con una persona que no se interesa realmente en ti evitará mirarte. Es una actitud casi inconsciente. La evasión o la necesidad de escaparse de ese momento hacen que, así como puede estar hablando contigo, su atención se fijará en otro lugar y no en ti. El tímido tiene el inconveniente de que le cuesta hablar con normalidad, sobre todo, si tú le interesas. Le tomará tiempo expresarse, pero en contrapartida, encontrará la forma de llamar tu atención con sus ojos.

Si le interesas corresponderá a tu conversación, a quien no, simplemente cambiará de tema 

Si lo que tiene es tan solo timidez, intentará seguir el hilo de tu conversación, aunque tartamudee, hablará contigo de lo que tú quieras hablar, pues sabe que es su gran oportunidad de conectar. Si no le importas, dejará la conversación a medias o simplemente responderá con evasivas.

Si las miradas tropiezan, el rostro de uno cobrará rubor, el rostro del otro no y cambiará rápidamente de dirección

El hombre que no siente nada especial por ti, no tendrá cambio alguno si se cruza con tu mirada. En ocasiones puede que hasta se muestre molesto, pero jamás, sensibilizado o movilizado por ti. En cambio, en aquel cuyo único inconveniente es la timidez, se sonrojará, quedará visiblemente nervioso y con cierta dosis de escalofríos, pero nunca disgustado.

Al tímido lo encuentras en todas partes

Precisamente porque es tímido, le cuesta trabajo comunicarse contigo, ser directo, en contrapartida puede usar a su favor otras estrategias como las de buscar la ocasión propicia para acercarse a ti, estar cerca de ti. Es probable que lo encuentres a la salida de la universidad, del trabajo, en los lugares que frecuentas. Quizás te parezca una feliz coincidencia, probablemente él haya estado esperando ese momento con mucha ansiedad.

Es tímido, pero intentará acercarse a ti a través de tus amigas

Es una actitud típica de los hombres tímidos, pues son temerosos de ser directos, les preocupa la reacción de quien cautivó su atención y no quieren fallar. Prefieren acudir a las amigas, aquellas personas que se han hecho acreedoras de la confianza de ella, para conocerla más, saber cosas que quizás no se atrevan a preguntar directamente, buscar algún punto de partida por dónde empezar a abrirse camino hacia la persona que los ha cautivado. Así cobrarán la seguridad y las fuerzas que necesitan para dar un paso más.

El tímido se esmera en obsequios

La persona que no siente que le importas lo suficiente no hace regalos ni se preocupa por los detalles que a todas las mujeres nos encantan, por más mínimos que sean. El tímido, que ya ha superado la etapa de averiguar si pueden conectar o no, ahora se da a la tarea de conquistarte todos los días un poco más y como la conversación no es precisamente su fortaleza, se esmera en complacerte con obsequios y detalles que sabe que te agradan.

El tímido te ofrecerá hechos, el otro tan solo palabras

A las palabras se las lleva el viento, dice una frase muy antigua y para el caso se aplica perfectamente, pues las palabras son características de aquel a quien no le importas lo suficiente. Promete, dice, pero no cumple y sus dichos tienen mucho de insensatez. En cambio, el tímido va directo a los hechos. Él te demostrará con actos que lo que siente por ti es verdadero.

Las canciones románticas son las herramientas perfectas para los tímidos

Si a él le cuesta hablar, transmitir lo que siente, las canciones de amor son ideales, se convierten en sus herramientas fundamentales para decirte todo lo que no son capaces de expresar con sus propias palabras. Nada más romántico que te dedique una canción de amor que simbolice todo lo que siente por ti. El que no tiene un interés genuino, no toma estas actitudes románticas.

El tímido será capaz de superar los temores de querer conocer a tu familia

Buscarán el valor de donde sea posible. Será capaz de quebrar sus propios miedos, de enfrentarlos si sabe que estará a tu lado. Querrá conocer a tu entorno familiar pese a ello y compartir con los tuyos. El otro no tendrá valor para tanto y retrasará el encuentro.

El tímido es dulce, romántico, encuentra desde otro lugar menos común esa magia que las palabras no le pueden ofrecer. Pero sí puede manifestar con el corazón lo que lleva por dentro buscando siempre la mejor manera de que sepas lo importante que eres para él. No importa de qué herramientas se valga, pero intentará tocar tu corazón y tú serás capaz de reconocerlo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"