Un estudio confirma que tomar mucho café reduciría los senos

El café tiene muchas cualidades estimulantes, su sabor es una de ellas, muchas personas alrededor del mundo consumen café. Por este motivo, se realizaron varias investigaciones científicas sobre sus efectos. Si consumes esta bebida frecuentemente, te recomendamos que leas acerca de los pros y contra de tomar café.

Actualmente científicos señalan que existe una relación recíprocamente proporcional entre el tamaño de los senos y la cantidad de café que se ingiere.

Una investigación realizada por unos científicos suecos de la Universidad de Lung, dio a conocer que los senos de las mujeres reducen su tamaño si toman al menos tres tazas de café por día; esto después de analizar una muestra de 300 mujeres encuestadas sobre la medida de su busto y la sus hábitos de consumo de la bebida.

La encargada del estudio Helena Jernstroem, observaba los antecedentes que relacionaban el riesgo de un diagnóstico de cáncer de seno con las mujeres de gran busto, cuando encontró la correlación entre el café y el tamaño de los senos, la investigación acertó que alrededor de la mitad de las mujeres tienen el gen responsable del “encogimiento” del busto. Helena afirmó que se hacen un poco más pequeños (17 %), pero no van a desaparecer.

Además, los científicos aseguran que tomar café a diario ayuda a disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, El café es un anticancerígeno. El consumir café está asociado con una significativa reducción de cáncer de pecho con receptores de estrógenos negativos entre las mujeres que pasan la menopausia. Otros estudios han sugerido que el café reduce el riesgo de otros cánceres, incluido el de próstata y el de hígado. Los investigadores creen que el café puede tener compuestos que afectan a distintos tipos de cáncer de mama.

Otro beneficio del café es que favorece la digestión, consumir café produce contracción peristáltica, funcionando como un laxante natural. Se supone que esto se debe a la acción del café en los receptores epiteliales del estómago. A su vez, consumir café libera gastrina, una hormona que activa el proceso digestivo.

La cafeína y los analgésicos son una combinación positiva, ya que el consumo de este grano potencia sus efectos un 40% y también acelera la respuesta a los medicamentos. Por este motivo, muchos medicamentos contienen cafeína.

Pequeñas dosis de café no caerán mal. Pero recuerda que todo en exceso es malo para la salud.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"