Un día entenderás que la cena con tu familia es una de las mejores cosas de la vida!

Pensamos mucho en el mañana y vivimos nuestras vidas en el futuro, sin darnos cuenta de que el mayor regalo que tenemos ya está aquí con nosotros, en el presente.

Nuestras vidas son realmente completas no cuando poseemos todos los bienes materiales que deseamos, pero cuando tenemos a todas las personas que amamos cerca. Lo que se compra con dinero puede desaparecer de nuestras vidas de una hora a otra, pero los lazos que compartimos con nuestros amados son eternos.

Por lo tanto, debemos aprender a valorar las cosas buenas de la vida, mientras tenemos tiempo, mientras que todavía están con nosotros. No podemos atarnos al mañana y olvidarnos de vivir el hoy.

Un día, sentiremos falta de todas las cenas en familia, de toda la división de tareas a la hora de limpiar la cocina, de todo el amor compartido en todos estos momentos y, ciertamente, nuestro coche del año o nuestra televisión de lanzamiento no podrán consolarnos . Nada podrá traer de vuelta las cosas buenas de la vida que desperdiciamos.

Valorar más los momentos simples, porque ellos suelen ser los más importantes. ¡Llega a casa siempre con una sonrisa en la cara, agradecido por tener el privilegio de cenar con su familia, porque un día tu percibirás que esta es una de las mejores cosas de la vida!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"