¿Tu relación está en parking?

El amor no fluye de manera natural, hay que cultivarlo día a día con detalles, gestos y actitudes de amor
Tienes una relación de pareja pero sientes que ya no es tan detallista como lo era al principio. ¿Cuando le hablas con entusiasmo de tus planes te mira desde algún otro lugar del planeta? De ser el caso, ponte en alerta. Es posible que tu relación esté estancada y necesitas hacer algo al respecto. ¡Y de manera urgente si quieres luchar por ese amor!

“Las relaciones son como una cuenta bancaria. No puedes hacer retiros sin haber hecho suficientes depósitos”, comenta la psicoterapeuta Paula Meneses al consultarle sobre este tema. El amor -enfatiza- se cultiva todos los días; por eso, la mejor manera de revivir una relación es entender que implica un esfuerzo y trabajo constantes.
“Si esperas que mágicamente cambie de actitud, puedes esperar sentado. Cambia tú de actitud. Haz todos los días algo para conquistarlo y entonces empezaras a ver cambios”, recomienda.

¿Cuándo sospechar que la relación se ha estancado?

#1. ¿Ya no se muestra fogoso como antes y prefiere descansar? ¡Ponte en alerta!

#2. Le hablas entusiasmado de un proyecto personal o de alguna actividad por hacer juntos y te mira como si estuviera en otro lugar del planeta o de espacio.
#3. Cuando la relación se estanca, disminuyen las interacciones positivas y esto nos hace menos tolerantes a lo negativo, o el aburrimiento gana terreno.

#4. Hay menos contacto físico en general. Si antes caminaban abrazados o tomados de la mano, ahora se limitan a caminar como si fueran dos amigos.
#5. Si hay menos risas es motivo para preocuparse. Conversa con tu pareja sobre lo que les sucede. Comienza por cambia tú de actitud para recuperar la magia.

#6. Otra señal de una relación estancada es cuando empieza a sentir atracción hacia otras personas y no se preocupa por disimularlo.
#7. Los deseos de hacer planes o proyectos juntos disminuyen; cada uno busca sus intereses particulares sin tener en cuenta al otro. Menos planes o proyectos.

#8. Hay más discusiones. Cuando la relación se estanca, disminuyen las interacciones positivas y esto nos hace menos tolerantes a lo negativo.


#9. Aumenta la tendencia de salir en grupo. Preferir esto a la compañía de la pareja es otro indicio de que algo no anda bien en la relación.

¿Por qué las relaciones pueden estancarse?

Muchas veces se estancan por comodidad, porque la relación es bastante segura y prefieren la costumbre al miedo que les pueda representar avanzar. Muchas veces existe el temor de que esa tranquilidad se pierda al formalizar algo más serio.

¿Cómo abordar el tema sobre dicho estancamiento?

Es fundamental la comunicación en la pareja para que se venza la rutina de parte y parte. En ocasiones cuando uno solo es el que asume el reto de salir de la rutina, la otra persona se asusta y se preocupa.

El sentimiento de culpa

Decidir decir adiós resulta bastante difícil. Sobre todo cuando ha pasado mucho tiempo de relación.

Esa culpa trae un mensaje implícito: “perdí mi tiempo”. “Es más una pérdida de tiempo que debe ser vista como un aprendizaje y una experiencia más para ser mejor en la próxima relación” por eso es necesario pensar con detenimiento y honestidad si decir adiós es la opción correcta, o debes intentar una vez más que la relación fluya y progrese.

Consecuencias de mantener una relación en parking


1. Generará daño en ambas personas. Permanecer en una relación estancada no construye, al contrario limita los sueños y proyectos de los dos. Una persona que se siente estancada desde lo emocional puede estancarse desde lo laboral, económico y personal.

2. Se prolonga la espera y al contrario se genera una decepción amorosa, una frustración, puede disminuir el desempeño laboral, generar incluso aislamiento, problemas desde el plano social.

3. Las personas que no saben sobrellevar el estancamiento pueden refugiarse en alcohol, caer en depresión, vivir con desánimo.

4. Se cae en la infidelidad  más fácilmente, hasta el punto de salir con otras personas sin que la oficial o el oficial se entere. Así se juega con dos relaciones al mismo tiempo.

El romance no muere solo. Es asesinado por la apatía, el desinterés y la rutina. Separen una noche a la semana para disfrutarla en pareja. Si están tan “fuera de forma” que no se les ocurre qué hacer, no tienen que ir muy lejos; simplemente recuerden qué hacían cuando la pasión rompía el pasionómetro. ¿Salían a bailar? ¿Cenaban a la luz de las velas? ¿Les gustaba explorar sus fantasías sexuales? La clave radica en hacer más de lo que una vez los enamoró. Al mismo tiempo, recuerden que el sexo no sólo ocurre en el dormitorio; ayuden a crear el ambiente apropiado con gestos afectuosos y palabras bonitas. Si se tratan como dos “colegas” a lo largo del día, no esperen convertirse en apasionados amantes en la noche. Un tip adicional: ¡saquen todas las pantallas –del televisor, de la compu- tadora y del celular – del dormitorio! !Buena Suerte!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"