Tu paz interior comenzará el día en que no te dejes manipular

Nuestra paz interior comenzará el mismo día en que no permitamos que nos manipulen. Ella surge cuando nuestras emociones no pueden ser manipuladas en base a creencias nocivas y exigencias ajenas.

Esta sensación de paz es el reflejo exacto de que tomamos una decisión correcta. Este es el signo más evidente, gracias al cual tendremos la garantía de mantener un equilibrio mental y físico.

Así, lo que debemos pretender es lidiar con las expectativas que tenemos sobre nosotros mismos. Evitar reaccionar ante los insultos y los elogios, para no pecar por ira o por vanidad.

Cuando nos sometemos a lo que otros esperan o buscan en nosotros, estamos priorizando las opciones de los demás y dejando de oír lo que realmente necesitamos.

Por eso, es esencial que tomemos nuestras propias decisiones, pues sólo este salto puede llenarnos de paz y generar grandes dosis de coraje, responsabilidad y bienestar emocional.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"