¿Tu esposo te desvaloriza? La mala costumbre de buscar errores en la pareja

Normalmente las relaciones comienzan con un pico alto de amor y pasión. Todo parece perfecto, tú lo amas y eres correspondida.

Pero con el correr del tiempo algo ocurre. Él ya no es tan maravilloso. No te mira lo suficiente, no te trata tan bien como antes. Abundan las discusiones y los malentendidos.

Ese hombre que antes veía todo perfecto, ahora te echa en cara tus errores y no ve nada de tus aciertos.

Básicamente te dice que todo lo que haces está mal y que no sirves para nada.

¿Qué hacer cuando tu esposo te desvaloriza permanentemente?

Procesos

Las relaciones son dinámicas, no permanecen estáticas en el tiempo. Cada uno de sus integrantes crece individualmente y eso incide en la relación.

La convivencia añade muchos elementos de tensión, que en ocasiones llevan a discusiones y conflictos cuando no son manejados adecuadamente.

Pero hay una forma en la que se desarrollan las cosas.

Al comienzo todo es maravilloso y la felicidad es cosa de todos los días. No sientes que necesitas nada más, pues él te daba su amor y compañía. Tu vida pasó a girar en torno a la de él y no tenías que preocuparte más de lo emocional o económico, pues te daba todo. Dejaste de trabajar, abandonaste tus estudios, dejaste o subordinaste todo por amor a él, el hombre de tu vida.

Luego de un tiempo, te das cuenta que las cosas ya no son como antes. Lo romántico que existía antes simplemente se ha esfumado. Ahora tu esposo es un hombre al que nada le parece bien: hagas lo que hagas, todo le parece discutible o directamente mal hecho. Abundan las confrontaciones en todo momento.

La diferencia es tanta, que a veces sientes que no le conoces. Ya no ves en él al maravilloso hombre que un día te enamoró, haciéndote dejarlo todo por él.

Hoy es un extraño, no habla, siempre está fuera y tiene cosas que hacer. Y ahí estás tú, sola con tus hijos en casa, cuidando de todo, haciendo los deberes del hogar. En un tiempo viviste con plenitud, ahora no eres más que una señora de casa que sufre la soledad que su pareja le dio por vida.

Así pasa el día a día, sintiéndose como verdaderos extraños. Te sientes totalmente desvalorizada, frustrada y no es lo que quieres para ti.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"