Trucos de maquillaje para hacer más fino tu rostro.

Para potenciar el atractivo de tus rasgos faciales y tu belleza natural, el maquillaje es uno de los mejores trucos para lograrlo. También es imprescindible para disimular, corregir y lucir una cara más delgada y estilizada.

Afinar tu rostro con maquillaje es una nueva forma de destacar tu belleza. El maquillaje no sólo se utiliza para resaltar mejor las características del rostro sino también para dar otra apariencia a tu cara.

Hay muchos motivos por los quizás quieras modificar la forma de tu rostro y para eso no necesitas la ayuda del fotoshop y mucho menos de una cirugía para lograrlo. Con algo tan simple como el maquillaje puedes crear un efecto óptico que hará lucir tu rostro más fino.

En este artículo te mostraremos las formas para adelgazar tu rostro utilizando tu maquillaje diario.

Si tienes un rostro un poco redondo es posible que quieras aparentarlo un poco más delgado. Con estos trucos podrás dar una ilusión de una cara más afinada.

Primer paso: Uso del corrector.

Para conseguir afinar los rasgos faciales se necesitará dos tipos de correctores, uno del mismo tono de tu piel y el otro uno más oscuro, pero no mucho.

Como primer paso aplica el corrector más oscuro por debajo de los pómulos de hacia adentro para afuera, en línea diagonal, también en la zona de la mandíbula para afinar esa parte, sobre la frente donde comienza el cabello y por último en los laterales de la nariz. Difuminar muy bien el producto por todas las zonas aplicadas con la ayuda de una brocha o con tus dedos.

Luego de acabar de esparcir el corrector más oscuro, pasamos a utilizar el corrector más claro en los siguientes puntos del rostro:

Sobre el hueso de los pómulos, esto es para resaltar la luminosidad. Por debajo del arco de las cejas, para agrandar los ojos y una mirada más luminosa, y por último sobre el labio superior. Esto le dará mayor volumen a esta zona y así tu rostro lucirá más fino. Luego de esto debemos de colocar la base de maquillaje para un acabado perfecto y que no se note diferentes texturas.

Los tonos oscuros se encargan de encoger y los colores claros de aclarar y destacar el rostro.

Evita los rubores que tengan tonos rojos porque endurecen los rasgos. Se recomienda utilizar un tono más amarronado, aplícalo en los pómulos y asegúrate de difuminar bien con los demás productos ya aplicados.

Segundo paso: delineado de ojos.

Un estilo que siempre ayuda a todas las mujeres es el delineado de ojos de gato. Esto llama la atención de la vista de las personas y disimula considerablemente lo ancho del rostro. Se recomienda delinear el ojo arriba y también abajo pero solo desde la mitad. Utilizar máscara de pestañas o también las pestañas postizas como otra opción y más si el maquillaje será para lucirlo de noche estos llamaran la atención hacia ellos.

Otro truco para llamar la atención es utilizar tonos de sombra de colores cálidos en la parte profunda y que combine con tu tono de piel, además agregarle una sombra más clara en el hueso de la ceja y en el lagrimal para darle luminosidad. Al maquillar bien los ojos se genera un punto de atención que distraerá del resto del rostro.

Es muy necesario también cubrir las ojeras con un corrector ideal. Si tu barbilla no es tan delgado el uso de un bronceador será muy útil para que parezca más afinado.

Tercer paso: las cejas.

Si bien el contorno del rostro es muy importante no podemosolvidarnos de otro detalle no menos importante como son las cejas.

Estas hay que maquillarlas de forma que queden proporcionales al rostro. No deben ser demasiado finas ni tampoco muy gruesas.

También sería bueno que tenga un leve arco, este le dará la ilusión de tener unos ojos más grandes y la cara más pequeña.

Cuarto paso: usa polvos fijadores.

Los polvos fijadores son muy útiles y mucho más si los productos anteriores son en crema. Los polvos ayudan a mantener en su lugar los productos y le dan un toque homogéneo. Con una brocha limpia coloca una capa ligera de polvo en toda tu cara. Un tono mate es ideal.

Si vas a salir de noche, tal vez quieras aplicarte un poco de brillo. Escoge unos polvos traslucidos y aplica una capa ligera principalmente en los puntos iluminados. Ponte un poco en el pecho y el cuello también.

Quinto paso: no olvides los labios.

Si quieres obtener un look más delgado y natural, los colores de labial claros son los más perfectos siempre. Los labios en tono oscuro pueden hacer que el maquillaje luzca más pesado.

Un tono rosa claro que combine con tu tono de piel es una de las mejores herramientas de maquillaje que podrán ayudarte a lucir un rostro más delgado.

Los tonos suaves de labiales estilizan el rostro, en cambio los tonos oscuros harán que tus labios parezcan más gruesos.

Otros consejos.

El maquillaje no consiste en una especie de reglas, experimenta y diviértete haciéndolo para lograr un nuevo look. No te maquilles al punto de quedar totalmente diferente, el trabajo de maquillaje es complementar y resaltar tu belleza natural. No aparentar otra cara. Tampoco debes abusar del maquillaje sino parecerá que llevas puesto una máscara.

Para lograr el rostro delgado deseado se puede jugar con los colores claroscuros para crear un efecto diferente. Si no tienes mucha costumbre de maquillarte puedes centrarte solamente en los ojos. Así disimularás lo redondo de tu rostro.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"