Me tomó casi 10 años aprender esta importante verdad sobre el amor.

No importa en qué relación te encuentres, ya sea saludable, apasionada, duradera, las personas aún pueden cambiar, pase lo que pase e incluso cuando menos te esperas.
En aquel entonces, pensé que sabía todo sobre el amor y cómo funcionaban las relaciones. Al menos mi corazón así lo creía.

Mi relación en el momento lo demostró. Mis amigos venian a mí en busca de ayuda porque de todos, tuve la relación más larga y supuestamente más feliz con mi novio.

Raramente discutíamos. Raras veces nos peleábamos.
Incluso si teníamos un problema, lo conversaríamos y resolveríamos en ese mismo día.

Y mis amigas estaban todas super envidiosas. Querían exactamente el tipo de relación honesta y estable que tuve pero no pudieron lograrlo. Entonces vinieron a mí.

Yo les decia:

“Si quieres tener una buena relación, la comunicación es la clave. Debes hablar entre los dos sobre los problemas que enfrentan y estar dispuesta a hacer sacrificios para llegar a un compromiso que les beneficie a ambos “.

Cada vez que una amiga acudía a mí en busca de algún consejo para mejorar su propia relación, me daba una confianza tremenda y reforzaba la creencia de que mi relación era perfecta porque raras eran las veces donde yo tenía los mismos problemas que ellos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"