Tips para superar la inseguridad en una relación.

Nunca te detengas a pensar si tu pareja te quiere o no te quiere, más aún si la relación se está iniciando. Al iniciar una relación sentimental, es fácil sentirse vulnerable emocionalmente, se puede decir que es normal tener cierta duda o inseguridad sobre lo que pueda sentir tu pareja, sobre todo si en algún momento te ha tocado vivir una experiencia que ha finalizado con heridas emocionales, en la que, principalmente, te has sentido defraudada. Pero tampoco debes andar temerosa todo el tiempo, entrégate a la persona que tienes y disfruta de tu relación.

Generalmente te pasan muchas ideas por la cabeza, desde si aprecia los detalles que tienes con él, hasta si le gusta tu forma de vestir. Preocuparse por este tipo de cosas es normal al principio, luego te vas dando cuenta de que esos detalles van pasando a un segundo plano y, por consiguiente, esos tipos de inseguridades comienzan a desvanecerse y a medida que te sientes más cómoda en una relación, los sentimientos de conexión y confianza que surgen entre ustedes, terminan opacándolos.

El problema está cuando esa inseguridad se mantiene como algo constante y surgen preguntas como “¿me quiere o no me quiere?”, “¿van a rechazarme otra vez?” o “¿haré algo que le molesta?”; éstas preguntas son habituales cuando se tiene poca experiencia en la relación o cuando las experiencias vividas han sido sumamente negativas. Así que si no puedes superar la sensación de que tu pareja ya no te considera una persona atractiva o piensas que podría engañarte en cualquier momento, toma en cuenta estos consejos para superar la desconfianza en una relación.

Piensa antes de actuar


Antes de desahogarte con tu pareja, trata de ver de dónde surge tu malestar. Muchas veces, ellos no tienen mucho que ver en la forma en cómo nos sentimos con nosotras mismas. Por eso, antes de reclamar, trata de descubrir lo que quieres primero. No pidas a tu pareja que satisfaga tus necesidades si ni siquiera sabes qué es lo que deseas. Además, debes lidiar con tu inseguridad antes de realizar un análisis introspectivo. Fíjate en este ejemplo: cuando actúas con celos y te apegas o te aferras a ellos, tu chico puede terminar pidiéndote su propio espacio. Lo mejor es lidiar primero con tus sentimientos o hablar de eso con un profesional.


Siéntete bien contigo misma

Generalmente, las inseguridades en una relación surgen por una falta de bienestar personal. Primero, asegúrate de hacer lo que necesites para estar bien contigo misma y combatir esos sentimientos, puedes hacer actividades como ir al gimnasio, comer bien, comprarte cosas o lo que a ti te guste. Cuidarse interna y externamente hace que nos sintamos seguras y cómodas, pues entre más confianza nos tengamos, más seguras vamos a sentirnos con nuestra pareja.

Encuentra el punto medio


Primero que todo, hay que dejar el egoísmo y el orgullo de lado, por lo que tendrás que llegar a un compromiso con tu pareja. Por ejemplo, si a ti te gusta más quedarte en la casa en un día libre y él es más de salir, en ese caso lo mejor que puedes hacer es hablar con tu pareja acerca de ello y llegar a un acuerdo para equilibrar ambas necesidades.

Si está contigo es por algo
Lo primero que debes tener en cuenta es que si tu pareja está contigo es por una razón. Así que si tus inseguridades provienen de tu apariencia física o de no sentirte lo suficientemente interesante, una simple manera de acabar con esas dudas es recordando siempre esto: entre todos los peces del agua él te eligió a ti y tú a él.

Reconoce que las inseguridades pueden venir de tu pasado


La inseguridad no surge de la nada, por eso, es importante tratar de descubrir qué es lo que está produciendo preocupaciones. Puede que en algún momento alguien te haya engañado o jugado sucio, pero esos tampoco son motivos suficientes para hacerte sentir insegura. Recuerda siempre que el pasado debes dejarlo atrás y el futuro construir por medio de un presente.


Enumera la evidencia

Cada vez que tengas esa sensación de que tu pareja ya no está tan interesada en ti como antes, trata de enumerar todos los motivos por los que te sientes de esa manera. Pues seguramente no encontrarás ninguno que justifique eso, ya que si buscas evidencias como: un episodio específico en el que no te haya prestado mucha atención, o no haya estado disponible para ti, o haya perdido el deseo sexual, entre otros, lo más probable es que no exista. Y al final ese sentimiento de inseguridad simplemente es eso, un sentimiento.

No le temas al rechazo


Este es uno de los principales miedos de las inseguridades en las relaciones, pero una vez que aprendas a superar eso, puede ser el fin de tus problemas. Vivir una vida plena significa aprender a enfrentar el rechazo y amar plenamente a alguien. Así que para conseguir ser felices siempre, primero tienes que aceptar el rechazo, que también está dentro de las opciones.

Háblalo con tu pareja

Aunque el trabajo principal debe hacerse internamente, trata de complementar eso hablando con tu pareja sobre cómo te sientes. Acércate a él, pero hazlo después de haber reflexionado sobre por qué te sientes insegura. Luego, dale tiempo a tu pareja para procesar lo que le acabas de decir. Debes ser consciente de que tú estás preparada para hablar de ciertos temas, pero tu pareja puede no estarlo. Y si necesita tomarse unos días o semanas para pensar en lo que le has dicho, es mejor darle ese tiempo.

Date cuenta de cuando la inseguridad es más que un sentimiento


No ignores por completo tu inseguridad, ya que estos sentimientos a veces pueden ser advertencias o intuiciones, pueden ser una guía. En algunos casos, puede que haya un verdadero problema en tu relación y tu inseguridad te ayude a descubrir eso.

Ten en cuenta que en una pareja la inseguridad es algo normal, claro, se trata de personas distintas y nunca sabes en quien confías, pero confiar también puede hacer que tu relación marche por el camino correcto, así que deposita tu confianza y que la inseguridad no te destruya.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"