Tips para lucir bella durante el embarazo.

El embarazo es una experiencia única y hermosa en nuestra vida. Es increíble que el cuerpo de una mujer esté perfectamente diseñado para que un bebé pueda crecer en su vientre y al final, también dar a luz. Sin duda alguna, ¡es obra maestra de Dios! Sin embargo, podemos llegar a sentirnos inseguras con todos los cambios que sufre nuestro cuerpo y aún más, viéndonos en el espejo confundidas ante el reto de vestirnos de una manera cómoda y bonita. En seguida, encontrarás prácticos consejos de cómo lucir radiante, estar a la moda y aún así sentirte muy cómoda durante esos nueve meses.

Primer Trimestre

1. Puedes usar ropa stretch y con capas. Estas son esenciales por si quieres esperarte unos meses antes de dar la gran noticia.

2. Ahora es momento de probar la ropa que te quedaba un poco suelta antes del embarazo. Es muy probable que ahora te queden justo a la medida. Así tienes ropa nueva sin gastar.

3. Leggings, túnicas, faldas largas y blusas son fundamentales, aparte de que los puedes combinar fácilmente.

4. No te abroches el blazer o tu chaqueta de mezclilla favorita. De esta manera no se notará el crecimiento de tu vientre. ¡Te sorprenderás!

5. Para mover la atención de la mitad de tu cuerpo a otro lado, son perfectos los accesorios audaces. ¡Pulseras, aretes y collares son una excelente opción!

6. Es probable que notes tu piel diferente a como la tenías antes y es por el cambio hormonal. Ahora es importante que le des los cuidados necesarios para que no se dañe.

Segundo Trimestre

1. Este es el momento para empezar a usar ropa de maternidad, sobre todo en lo que se refiere a los pantalones. Existen muchos jeans, shorts y hasta faldas con banda elástica que te permitirán seguir guapa y a la moda; dependiendo de la estación del año. Además, debes considerar comprar la ropa que vaya con tu estilo, ya que es muy probable que la seguirás usando unas semanas después de haber dado a luz.

2. Quizá no sea necesario que compres blusas o suéteres de maternidad si cuentas con prendas amplias o capas sueltas. Aunque quizá para las últimas semanas agradezcas haber comprado unas blusas encantadoras y que te queden bien, para tener un poco más de variedad.

3. No podemos olvidar la importancia de la ropa interior. No es algo que se note a simple vista pero es necesario usar la ropa interior adecuada para que de ese toque final a tu bello atuendo y aún más importante, ¡que tú te sientas súper cómoda y segura! Además, es muy probable que tengas que comprar tallas más grandes.

4. Eso sí, no es necesario usar tacones. Estás cargando más peso y debes tener mayor precaución para balancear tu cuerpo. Además de que existe una gran variedad de zapatos bajos, cómodos y muy coquetos. ¡Tus pies y tu espalda te lo agradecerán!

5. Debido a tus cambios hormonales tus uñas crecerán sin control. Por lo tanto, consiéntete de manera regular con manicura y pedicura. ¡Te lo mereces!

6. También tu cabello crecerá muy rápido o en otros casos, no querrá cooperar como debería, entonces es importante acudir con una buena peluquera, que te ayude a elegir el corte de cabello adecuado para ti y que te explique la mejor manera de cuidar tu cabello durante el embarazo.

Tercer Trimestre


1. Ya no falta mucho para que puedas conocer a tu bebé pero todavía necesita crecer mucho para nacer sano y fuerte. Por lo tanto, es momento de dar la bienvenida a los vestidos maxi, faldas y leggings. ¡Se ajustarán perfectamente a la forma de tu cuerpo, lucirás muy bella y están de moda!

2. Habrán días que probablemente no podrás arreglarte como quisieras, entonces ¡viene la ropa deportiva al rescate! Además de qué parecerás ser una mujer muy activa. Eso es, si te gusta y te sientes segura usándola.

3. El negro es esencial para cualquier guardarropa, así que no es excepción durante el embarazo. Aparte de que adelgaza, es muy versátil y lo puedes combinar a tu gusto.

4. Esto no se nota a simple vista pero es muy probable que sea una gran inversión. La faja de soporte te ayudará a tener una mejor postura y así evitarás que te canses demasiado en el trabajo o que te quedes demasiado adolorida después de la fiesta. ¡Es increíble la diferencia que notarás!

5. Puedes utilizar accesorios y prendas de color para darle vida a tu ropa: pashminas, suéteres, sacos (sin abrochar), collares, aretes, bufandas, bolsos, etc.

6. ¡Date gusto con los accesorios, al fin y al cabo estos no dependen de ninguna talla!

Hoy en día existen muchos métodos e ideas de cómo lucir guapa físicamente pero al final lo que realmente importa, es cómo te sientas con lo que llevas puesto y la imagen que transmites a los demás, ya sea buena o mala.

Recuerda: ¡la sonrisa es el mejor accesorio!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"