Tips Para Evitar El Dolor De Espalda

Existen varios factores que pueden producir los terribles y temidos, dolores en la espalda, por ejemplo levantar cosas pesadas, sentarse de manera inadecuada realizar movimientos repetitivos. Casi todas las personas tendrán dolores de espada en algún momento de su vida, sean estos leves o severos, a corto o largo plazo.

Hay que saber que no se pueden prevenir todos los dolores de espalda, ya que con el paso del tiempo iremos teniendo desgaste de nuestra columna vertebral, lo que producirá las molestias. Lamentablemente en muchos trabajos, se hacen esfuerzos que exigen por demás a la espalda, principalmente en los trabajos pesados, en fábricas, etc., pero la gente que trabaja en oficina tampoco está exenta de eso.

El dolor de espalda, sea del tipo que sea, principalmente puede obstaculizar la concentración en el trabajo. Según las estadísticas 8 de cada 10 personas sufren de dolores de espalda, esto equivale a que un 80 a 90 % los sufrirá a lo largo de su vida, según fuentes médicas. El Dr. Cayetano Alegre, del servicio de Reumatología del Instituto Universitario de Reux, comenta que debido a las causas, la gente que vive en las ciudades tienen mayor riesgo de padecerlo, que la gente que vive en el campo.

¿Por qué se producen los dolores de espalda en el trabajo?


Existen varios factores que pueden producirnos dolor de espalda. Comúnmente estas molestias surgen a raíz de las actividades laborales que llevamos diariamente.
La fuerza: A veces nos esforzamos más de lo que debemos y de lo que aguanta nuestro cuerpo. Mover objetos pesados, cargar mucha fuerza en la espalda puede terminar ocasionando lesiones. La manera adecuada, principalmente de levantar objetos es manteniendo las rodillas dobladas, en posición de cuclillas y con la espalda recta.
Repetición: Realizar movimientos de manera repetida puede terminar produciendo dolores de espalda, principalmente si los movimientos que se hacen suponen torcer o rotar la columna.

Tener inactividad: Tanto hacer esfuerzo como no hacerlo, puede ocasionar dolores en la zona de la espalda. Esto se produce porque la persona se sienta manteniendo una postura inadecuada sobre la silla por varias horas. “La gente por lo general se acomoda en el borde de la silla” dice el Dr. Alegre.
Usar tacones:Por otro lado, en especial para las mujeres, los tacones también son perjudiciales para la salud. Al utilizarlos, el eje de gravedad postural se desplaza hacia adelante, permitiendo que los discos lumbares se dañen.

El dolor de espalda y el estilo de vida


Está demás decir que el dolor de espalda se produce por los esfuerzos o las malas posturas. En pocas palabras este problema surge de acuerdo al estilo de vida que vayamos llevando. Por supuesto que también existen factores que nosotros mismos no podemos llegar a controlarlos, como el caso de la edad, por citar un ejemplo. Pero sí existen otros que podemos evitarlos como el caso del peso o mejorar el estado físico.
Existen cosas que podemos realizar para poder disminuir el impacto de problemas de la zona lumbar. Un buen comienzo para prevenir eso es principalmente teniendo un estilo de vida sano.
En cuanto al peso es importante mantener una dieta de manera saludable. Lo que se recomienda es el consumo de calcio y vitamina D. Éstos son los principales aliados, ya que ayudan a prevenir la osteoporosis, que es una afección que deja a los huesos en un estado frágil y fácil de quebrar. Las fracturas son también causas del dolor de espalda.
Por otro lado, a parte de la buena alimentación, es de suma importancia comenzar a realizar ejercicios de desarrollo de la espalda. Lo recomendable es hacer combinaciones de ejercicios aeróbicos, como por ejemplo natación o caminatas con trabajos de fortalecimiento y que ayuden a estirar los músculos de la espalda. Otras opciones que tenemos para eso, son los ejercicios de equilibrio, tales como el tai chi o el yoga y los ejercicios consistentes en levantar pesas.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, recomienda hacer semanalmente un total de 150 minutos de actividad aeróbica moderada y por otro lado, 75 minutos de ejercicios intensos, incluyendo fortalecimiento muscular, claro, esta recomendación va principalmente para las personas adultas.
En el caso de que seas un fumador, ten en cuenta que el tabaco también puede producir con el tiempo dolores de espalda, ya que el tabaco reduce el flujo de sangre hacia la zona lumbar. La ausencia del flujo sanguíneo puede contribuir a la degeneración de los discos intervertebrales, haciendo más lenta la recuperación de las lesiones en esa zona. Por otro lado la tos que produce el tabaco también puede causar dolores de espalda.

Cómo prevenir el dolor de espalda en el trabajo

En el trabajo hay ciertas medidas que pueden tomarse para prevenir el dolor de espalda.


Entre las principales están:
Postura adecuada: Al estar de pie, lo ideal es distribuir los pesos entre los pies. Por sobre todo hay que evitar mantener una postura encorvada. Para sentarse de manera adecuada, hay que tener una silla que le dé un apoyo a la columna vertebral, también que la altura pueda ajustarse de manera a quedar los pies apoyados en el piso o un apoyapies y los muslos de manera paralela al piso. Para tener en cuenta, cuando te sientes debes sacar la billetera, el celular, o lo que contengas en el bolsillo y que pueda ejercer presión en los glúteos y la zona lumbar
Levantar cosas: Cuando levantes un objeto pesado y los traslades de lugar, es importante dejar que las piernas hagan el trabajo de fuerza. Siempre que se pueda, hay que sostener el objeto pegado al cuerpo, manteniendo la curvatura de la espalda. Otra cosa, nunca intente girar mientras levanta el objeto.
Modificar tareas repetitivas: Es importante ir alternando las tareas físicas más exigentes con las menos exigentes. Aun si trabaja frente a la computadora, es importante mantener todos los accesorios bien posicionados. Si habla por teléfono al momento que escribe, trate de usar auriculares o altavoz. Trate de no cargarse con bolsos o maletines, de ser posible utilice valijas con ruedas.

Escucha a tu cuerpo: Si le toca estar sentado durante mucho tiempo, trate de cambiar de posición de manera frecuente, Muévase y estire los músculos constantemente para liberar tensión.

El cuerpo está preparado para muchas cosas, pero responderá de manera adecuada si así lo tratas. Lo importante ante todo es cambiar el hábito de cuidado, alimenta bien a tu cuerpo y ejercítalo, es algo que a la larga te agradecerás a ti mismo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"