Típicas señales de abuso emocional en adultos causados durante la infancia.

En la infancia es donde se logra cultivar la personalidad de un niño para su vida adulta y resulta que muchas personas ignoran que ciertas situaciones logran afectar desde forma temprana las experiencias y reacciones de la vida adulta. Resulta que cuando de pequeños se viven abusos emocionales o experiencias complicadas, se adquieren ciertos comportamientos que se hacen más evidentes durante la vida adulta e influyen de forma directa en el desarrollo de la vida.

1. Desconfianza: los niños que logran crecer rodeados de conflictos, complejidades, comparaciones y situaciones caóticas durante su infancia, en su adultez tienden a reflejar desconfianza con dificultad para creer en sí mismo al momento de tomar buenas decisiones en momentos de necesidad.

2. Introvertidos: la exposición a los abusos emocionales en niños genera con el paso del tiempo que estos creen un gran problema de confianza con los demás cuando llegan a la adultez. Se siente temor de mostrarse tal cual es y se crea distancia con el resto para mantenerse seguros.

3. Evitas confrontar los problemas: expuestos a constantes situaciones de confrontación los niños en su etapa adulta tienden a ver los conflictos como algo violento del cual deben escapar para sentirse seguros al momento de confrontar una situación difícil.
4. No logras aceptar apreciaciones positivas sobre ti: te sientes inferior para los cumplidos y no te sientes digno de hablar sobre tu aspecto, tus ideas o éxitos, huyes del cumplido ya que piensas que no mereces esos elogios.

5. Eres una persona humilde: a pesar de transitar por tantas cosas, mantienes una postura agradecida con la vida y logras apreciar las pequeñas cosas, no permites que las malas experiencias te vuelvan una mala persona y siempre recuerdas que eres un superviviente de grandes acontecimientos.

6. Tiendes a disculparte constantemente: mantienes una posición de culpabilidad que te conduce a disculparte por todo, hasta en las ocasiones que no es necesario, situación que tiene raíz en la formación y trato que recibiste durante la niñez por los abusos emocionales por los cuales se considera que no se realizabas nada bien y la culpa es tuya.

7. Eres sensible a ruidos fuertes: las personas que experimentan situaciones complicadas que involucran peleas verbales y conflictos durante su niñez , tienden a relacionar los sitios con lugares fuertes y atemorizantes, lo que genera en la adultez que la exposición a ruidos fuertes genere una sensación de intranquilidad y desequilibrio en las personas.

8. Carencia de contacto visual: las personas expuestas en su niñez al maltrato y abuso tienden a sentir ansiedad e inseguridad para mantener contacto visual con las personas.
9. Desequilibrio emocional: el abuso psicológico y emocional en la infancia crea personas débiles que tienden a castigarse a sí mismos y presentar autoestima baja lo que causa que cualquier situación genere malestar y rememorar situaciones pasadas como la culpabilidad por todas las cosas malas.


10. Vives enfadado: mantienes una actitud defensiva y hostil por los acontecimientos que te acompañan.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"