¿Tienes miedo de enamorarte? Puede ser una enfermedad y te ayudamos a combatirla!

Los humanos somos capaces de desarrollar miedos que escapan completamente a la razón. Esto es lo que conocemos comúnmente como fobias. Ante factores que nos afectan y en ocasiones o no existen, no son tangibles, o se trata de eventos que no ocurrieron aún,o tal vez nunca ocurran. tenemos la tendencia a generar estas fobias. ¿De qué se trata la Filofobia? Ante la posibilidad de una relación amorosa, hay personas que padecen síntomas de ansiedad y estrés, esto es lo que conocemos con el nombre de filofobia.


El miedo al amor. Eso es ni más ni menos la Filofobia. En este contexto fóbico, lo que sucede es que no nos sentimos predispuestos para iniciar una relación o si lo hacemos, ni bien aparecen las mariposas en el estómago, las emociones a flor de piel, tendemos a hacer un ejercicio de rechazo y negación hacia el afecto y terminamos por arruinarlo todo. El lazo emocional nos atemoriza tanto que a veces preferimos aislarnos.

A veces la Filofobia es de tal grado, que la persona que la padece tiende a alejarse de familiares, compañeros, vecinos e incluso amigos. Los amores y las demás relaciones afectivas le generan tanto miedo que llegan al extremo.

Síntomas característicos

Las personas que padecen esta fobia sienten mucho temor a entregarse al amor y abrir el corazón. Prefieren las relaciones más libres, una relación donde sus sentimientos no queden expuestos y no tengan que mostrarse como son. A veces llevan varias relaciones al mismo tiempo ya que son del tipo que acaban rápidamente.


También existe una sintomatología física. Cuando están en presencia de la persona que los atrae, pueden sufrir pánico, trastornos gastrointestinales, falta de aire, sudoración, latidos acelerados.

Son muy variadas las percepciones psicológicas y psiquiátricas acerca de esta fobia, pero lo cierto y concreto es que las personas que la sufren han atravesado por una decepción amorosa muy intensa y que les ha dejado una marca importante por haber sufrido mucho. En ocasiones un divorcio doloroso o un desamor que ha dejado heridas profundas. Otros profesionales creen también que la Filofobia es el resultado de un temor muy grande que sienten algunas personas a que las rechacen.

En concreto, no hay hasta la fecha una teoría totalmente comprobada acerca de la materia que nos convoca por lo cual todo lo relacionado a esta fobia se basa más en hipótesis que en teorías comprobadas, pero ciertamente es un mal que aqueja a muchas personas.

¿Cómo contrarrestar la Filofobia?

Si crees que padeces esta fobia, es conveniente que comprendas que no eres el único al que le sucede, muchas personas atraviesan por la misma situación. Existen algunas pautas prácticas que pueden ayudarte a salir de esta situación. Te contamos cuales son.

Arriésgate a vivir el miedo

Cuando esta fobia no presenta síntomas muy graves, lo mejor es enfrentarla y exponerse a vivirla. No puedes saber lo que te va a suceder si no te permites atravesar ese miedo para después vencerlo. El trastorno se nos vuele más férreo si intentamos huir permanentemente, lo mejor es que aprendamos a correr el riesgo. Tal vez te des cuenta que la situación no era tan grave como te parecía.

No mires hacia el pasado, disfruta de tu presente

Cuando comiences una relación intenta dejar atrás todo aquello que te causó dolor. Piensa en positivo y disfruta de este momento maravilloso que la vida te está permitiendo. Aprende a desechar los pensamientos irracionales que sobrevienen de relaciones frustrantes. Piensa en que todas las personas son diferentes, que las relaciones son diferentes. Si te agrada la persona que eres junto a tu pareja, entonces, deja atrás los miedos.

El Mindfulness o atención plena, es un tratamiento terapéutico que procura, que los factores emocionales y otras condiciones expresivas, sean aceptados en su propia condición, sin que se busque controlarlos. Estas técnicas psicológicas están fundadas en la meditación oriental y su importancia radica en que te permite vivir cada momento disfrutando de tus relaciones.

Habla de tus miedos

Tener la capacidad de expresar lo que sientes, lo que te está pasando es un buen punto de inicio para salir del problema. Lo más importante es que puedas contar con tu pareja para ello. Háblale de lo que te pasa, dile las cosas que sientes y también hazlo con tu entorno más cercano. Eso no solo te llenará de seguridad y confianza a ti, sino que también permitirás que los demás puedan ayudarte y participar de tu recuperación donde la presión emocional irá en descenso.

La ayuda profesional es importante

La terapia cognitivo-conductual, la desensibilización afectiva o la Programación Neurolingüística (PNL) son tratamientos que resultaron muy efectivos en casos de este tipo de fobias. Se recomienda en el caso en que no sea posible superar los trastornos provocados por malas experiencias afectivas.

Hay que tener en cuenta que, en caso de la Filofobia, la intervención psicoterapéutica es más complicada, porque no es un temor desarrollado hacia algo tangible, es a una emoción afectiva y exponerse de forma controlada al motivo de la fobia, resulta mucho más complejo de tratar.

Es un miedo en abstracto que enfrentar

Decimos que la Filofobia es algo muy complejo porque no es posible hacer el proceso de aislamiento de la fuente del miedo.


Como en el caso del miedo a cualquier animal u objeto, cuando que en la Filofobia el temor comienza ante la posibilidad de estar comenzando a sentir enamoramiento y el rechazo suele ser anticipado porque hablamos de algo intangible y en abstracto.

Concédete el tiempo necesario

Estás en medio de un proceso. Nunca está demás la frase “el tiempo lo cura todo”. Pues es así, tu mente necesita liberarse del mal sabor que te dejaron historias del pasado y que continúan dejándote vestigios dentro. Tómate el tiempo que sea necesario para salir adelante. Esto no será cuestión de un día. Debes asumir que estás en un proceso que requiere que lo superes paso a paso. Ten confianza y permite que el tiempo y un poco de tu esfuerzo sean la combinación perfecta para superarlo.

Fuente: La Filofobia o el miedo a enamorarse


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"