¿Tienes el síndrome del ‘doble check’? Cómo WhatsApp afecta a tu relación amorosa.

Aunque los smartphones tienen un lugar especial en nuestras vidas, no siempre reconocemos la increíble cantidad de tiempo que pasamos usándolo. Por eso es posible que tampoco reconozcamos qué tanto afecta WhatsApp a nuestra relación amorosa.

Como seres humanos hemos desarrollado mecanismos complejos de comunicación a nivel neuronal y estos llevan en nuestro cerebro varios miles de años, pero de pronto aparecen nuevas formas de interactuar y nuestro cerebro no sabe interpretar adecuadamente lo que está sucediendo y así surgen los malos entendidos, la mayoría de estos problemas existen con la comunicación escrita.

Nuestros antepasados escribían mucho para dar a entender adecuadamente sus ideas, ¿recuerdas esas cartas largas que decían?: “querida señorita, le escribo desde la intimidad de mi alcoba para saludarle y desear que se encuentre bien” ¿cómo escriben eso los jóvenes de ahora? “hola” o peor solo ponen “:)”

Esta moda de mensajes cortos provoca que la comunicación sea muy difícil y por esto existen muchas peleas. Juan Hernández, psicólogo, dice: cuando les explico a las parejas como hay que comunicarse me dicen cosas como “¿todo eso tengo que decir?” o “son muchas palabras” sin embargo cuando lo hacen se dan cuenta de la importancia de ese aumento en las palabras y por lo general las peleas disminuyen.

¿Qué tiene que ver esto con WhatsApp? Bueno es el rey de los mensajes cortos y mal entendidos, cuando falla una coma o un signo provoca una discusión, además de que muchas parejas no entienden que WhatsApp es un medio de comunicación y no la forma de comunicarse.

¿Alguna vez te enfadaste con tu novio o novia porque te dejó en visto, con las dos aterradoras palomitas azules? O tal vez te molestó ver que seguía en línea después de haberte deseado buenas noches, entonces sí has experimentado los estragos de las redes sociales en el amor.

En 2012, Divorce-Online UK encuestó a un grupo de abogados de divorcios para saber la relación entre el uso de redes sociales y las separaciones. En promedio, 1 de cada 3 divorcios fueron resultado de peleas ocasionadas por las redes.

No debemos señalar a la tecnología como la raíz de todos nuestros males, los teléfonos no nos obligan a actuar de manera obsesiva, ni a imaginar a nuestro amor con su amante secreto.

El apego y la ansiedad.

La psicóloga María Dolors Mas explicó en un artículo que la ansiedad que nos causa WhatsApp no la genera la aplicación como tal, sino nuestras propias inseguridades. Es decir, el que ya era ansioso o celoso, igual lo iba a ser sin él. La diferencia es que este servicio nos ayuda a encontrar pretextos con mayor facilidad.

El saber si tu mensaje fue enviado y recibido es importante cuando se trata de trabajo, pero en relaciones de pareja es lo peor, las preguntas ¿Por qué no lo ve? ¿Cuándo se dará cuenta? ¿Funcionará su teléfono? ¿Que hace que no lo ve? provocan molestia… sin que tu pareja tenga culpa alguna, se revisa constantemente si ya están las dos palomitas, y si no están…comienza la telenovela en la cabeza, entre más tiempo tarda hay más capítulos hay, (esas imágenes de la persona haciendo lo que no quieres o burlándose de ti, son una verdadera telenovela)… ¡¡que no existe!! Para evitar esto, te recomendamos:

· Aprende a ser paciente, si no puedes acude con un profesional para que te ayude con esta habilidad. La paciencia es una habilidad, que se aprende y se practica (no es un don divino, cualquiera con el entrenamiento correcto puede ser paciente)

· Mientras no sea una emergencia no hay problema, y si es una emergencia usa otros medios de comunicación.


El apego desempeña una función importante en cómo nos relacionamos con nuestra pareja. Es el fuerte lazo emocional que sentimos y nos une. Afecta a los comportamientos tanto en persona como en línea, y también influye cómo reaccionamos ante el estrés. Estrés como el que da cuando ya pasaron dos horas y tu pareja sigue sin contestar.

Los psicólogos Jeffry Simpson y Steven Rholes describen dos tipos de comportamientos de apego: el de la evitación y el de la ansiedad. En el primero, te alejas del problema para lidiar con él en soledad. En el segundo, te aferras a tu pareja por miedo a ser abandonado. Esa misma actitud excesiva tiende a alejar a las personas, y eso aumenta la inseguridad.


Este apego ansioso es el mismo que incita al síndrome del “doble check”, el cual es definido por la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires como:

«Un estado de ansiedad que padece el sujeto al ver que el destinatario del mensaje de WhatAapp no respondió, pero ha estado conectado después de recibirlo o ‘está en línea’. Se denomina así porque al mandar un mensaje por WhatsApp, cuando el destinatario lo recibe aparecen dos ‘ticks’ o ‘vistos’ que indican que le ha llegado y es posible saber a qué hora se ha conectado».

La desconfianza en la pareja y en uno mismo detona el miedo de ser abandonado, y no sentirnos como la prioridad de nuestro enamorado sólo lo incrementa, incluso aunque no sea cierto.


¿Qué podemos hacer al respecto?


Para mensajearte con tu significant other(media naranja) en WhatsApp y no morir de ansiedad en el intento, la psicóloga María Dolors Mas propone algunas pautas, así evitas que lo emocional le gané a lo racional:

Leer y escribir correctamente para evitar malentendidos. Ser claros y tener cuidado en la puntuación es esencial. Revisa el mensaje antes de mandarlo.

No controles WhatsApp. No revises la última hora de conexión, ni te pongas loco porque ya le llegó el mensaje y no ha contestado. Existen miles de razones por las cuales podría no responder todavía y no todas ellas implican un engaño o tragedia. Tal vez sólo está ocupado o en el baño.

Recuerda que esa persona especial también tiene vida propia y necesita su espacio personal, respeta su libertad.

Si necesitan arreglar un problema serio, mejor discútanlo en persona. Así el tono de lo que desean decir no será malinterpretado.

Recuerda que lo mejor es la buena comunicación, si estas teniendo problemas constantes por esta aplicación prueba hablar con tu pareja y optar por otra forma de comunicación o ve a la segura y acude a terapia psicológica.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"