¿El té verde adelgaza? Solo si lo consumes de esta forma

El té verde es una de las bebidas recomendadas por excelencia cuando se trata de promover una vida saludable, y es que no podemos negar que su popularidad ha causado un impacto súbito en casi todos los medios, siendo un potente antioxidante, y un potenciador nato para el sistema inmune, se posiciona rápidamente como uno de los tés más recomendados. A pesar de esto, desde hace ya algunos años se viene hablando acerca de los beneficios que el mismo podría tener cuando se trata de perder peso. Estudios recientes han demostrado que si bien es cierto el que los beneficios del té verde por si mismos resultan medianamente eficaces a la hora de combatir la obesidad, si se combina con ciertos ingredientes, los resultados pueden volverse aún más prometedores.

Teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente, podemos asegurar que el consumo continuo del té verde es capaz de otorgar beneficios para obtener una figura esbelta, a pesar de esto, es importante destacar el que no se trata de ningún tipo de infusión milagrosa. Si bien es cierto que es un excelente ayudante en cuanto a la quema de grasa, es importante acompañarlo con hábitos alimenticios óptimos para la pérdida de peso. Así mismo, el ejercicio también juega un papel protagónico a la hora de potenciar sus efectos, la paciencia será tu mejor amiga en este proceso. No te desesperes, y eventualmente verás resultados favorecedores. Consumir té verde otorga energía y vitalidad, siendo capaz de suplirnos con los minerales necesarios que perdemos al sudar.

Preparar el té verde para adelgazar es muy sencillo, solo necesitarás lo siguiente:

Dos cucharadas de té verde
Un limón mediano
Un litro de agua
Hojas de menta (pueden sustituirse por hojas de hierbabuena)

Para la preparación necesitaremos calentar el litro de agua hasta que esté a un punto medio a hervir. Seguidamente, añadiremos el té verde, dejaremos reposar esta mezcla por aproximadamente unos tres minutos y procederemos a colarla. Ahora, añadiremos las hojas de menta y el limón a la infusión caliente. Es altamente recomendable consumirlo en ayunas, para que así el organismo sea capaz de absorber sus beneficios con mayor eficacia. Esto solo si no posees ningún tipo de problema gástrico, de ser así, es recomendable que primero consultes con tu médico de cabecera sobre la posibilidad de consumir la infusión a tempranas horas de la mañana.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"