¿Te pusieron los cuernos y quieres seguir? Esto es lo que debes y no debes hacer.

La infidelidad es una acción por parte de uno de los miembros de una pareja. Debido a este acto surge una desconfianza en la persona afectada. Y aunque la persona lastimada decida seguir con la relación casi siempre esta termina por derrumbarse.

Existen muchos motivos por los cuales las personas deciden ser infieles, una de ellas es la insatisfacción personal, es cuando esta persona tiene conflictos sin resolver y este sentimiento lo lleva a evadir la realidad y refugiarse en aventuras.

Cuando resultas ser víctima de una infidelidad, es difícil mantener la calma, te sientes decepcionada y muy molesta. No quieres separarte pero la traición lo llena todo y queda en el aire, contaminando la relación.

La comunicación es muy importante en una relación y mucho más si estuvo detrás una infidelidad, hay que hablar y poner en orden las cosas si es que se desea continuar con la pareja. Y volver a recuperar la confianza y sanar esas heridas.

Si te han sido infiel pero decidiste continuar con la relación. Entonces debes tener en cuenta estas situaciones.

Perdonar.

Si es la primera vez que sucede esta situación, y sigues a tu corazón y tu sabiduría adquirida durante tu vida debes devolver tu confianza hacia tu pareja. La confianza no se gana; se entrega.

Y la forma para entregar esa confianza es otorgándole a esa persona que te lastimó tu perdón. La persona que fue infiel no puede pretender tu confianza de inmediato, debe tener conciencia de que ese proceso llevara tiempo, de que todo vuelva a ser como antes.

Tienen que hacer lugar y espacio  en el corazón de su pareja para las emociones, y consolarla cuando se sienta invadida por los recuerdos de aquella traición.

Aquellos que cometieron el  error creen que con una o dos disculpas ya es suficiente para que todo esté bien. Pero no es así, esa persona debe buscar remplazar los malos ratos con nuevas experiencias si desea que esto resulte nuevamente.

No lo espíes.

Si tu pareja te puso el cuerno, y decidiste perdonarlo debes de confiar nuevamente en él. Si no es así las cosas no funcionarán.

Si cometió un error y pese a eso continua siendo una persona íntegra y quien puedes confiar, entonces apuesta al futuro con el que venían soñando.

Cuida tus sentimientos y pensamientos  y no vuelvas a dudar ya que es con el amor que se logra confiar nuevamente.

No te auto flageles, evita al máximo averiguar sobre los pasos que da tu pareja de hoy en adelante, no te tientes en revisar sus redes sociales ni tampoco sus utensilios personales. Esta actitud solo te dañara a ti misma.

La infidelidad es una acción por parte de uno de los miembros de una pareja. Debido a este acto surge una desconfianza en la persona afectada. Y aunque la persona lastimada decida seguir con la relación casi siempre esta termina por derrumbarse.

Existen muchos motivos por los cuales las personas deciden ser infieles, una de ellas es la insatisfacción personal, es cuando esta persona tiene conflictos sin resolver y este sentimiento lo lleva a evadir la realidad y refugiarse en aventuras.

Cuando resultas ser víctima de una infidelidad, es difícil mantener la calma, te sientes decepcionada y muy molesta. No quieres separarte pero la traición lo llena todo y queda en el aire, contaminando la relación.

La comunicación es muy importante en una relación y mucho más si estuvo detrás una infidelidad, hay que hablar y poner en orden las cosas si es que se desea continuar con la pareja. Y volver a recuperar la confianza y sanar esas heridas.

Pónganse nuevas reglas y más claras.

Si van a continuar con la relación, entonces, deben aprovechar y para crear reglas bajo las cuales se van a regir ambos.

Esas reglas las deben de poner ambos y aunque no les agrade tal vez las puedan respetar. Si no están de acuerdo deben de conversar sobre el tema. Recuerden que se están encaminando hacia una nueva  vida.

Las dos partes deben plantearse hacer las cosas diferentes. Es difícil, pero lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva y tratar de empezar de cero.

Comprometerse a cambiar ambos, no solo en lo que se ha fallado sino también en cuestiones de actitud. Nadie es perfecto pero el hecho de preocuparse por cambiar ya es de mucha ayuda.

Acepta tus errores.

Cuando hubo una infidelidad de por medio y se está en medio de la crisis solo se suele enfocar en los errores de la persona infiel. Pero quizás tú también tuviste algo de culpa que lo llevo a tal circunstancia.

Una pareja es de a dos. Los éxitos y las culpas siempre se dividen. Esto no quiere decir que tienes que sentirte culpable de todo lo que sucede en la relación, pero quizás no le hayas dado la debida importancia. Y es por eso que se te escapo de las manos.

Has un mea culpa de la situación y  analiza qué pudiste haber hecho  o dejado de hacer  que lo llevo a buscar intimidad en otro lado.

Comunicarse.

Si antes de la infidelidad la comunicación no era muy buena, ahora debe ser la base de la relación. Dialogar de forma calmada, sin reproches es la base para retomar la relación con solidez.

Saber escuchar es una de las habilidades de la comunicación en una pareja. No se trata de que se sienten a conversar una tarde completa y que con eso ya está todo resuelto. Traten de hablar de todo lo que sienten, entenderse el uno al otro hasta que sientan que se han descargado todo.

Es muy importante que se desprendan de todo lo negativo que los rodeó en su relación, para poder arrancar de nuevo.

Acudan a una terapia de pareja.

Si lo creen necesario y si ambos están de acuerdo, sería muy bueno acudir junto a un terapeuta. Una ayuda profesional podría llevarlos a romper con todo lo negativo de la relación.

Esto solo implica si los dos están de acuerdo y creen que necesitan de este apoyo para comenzar de nuevo su relación.

Más de la mitad de las parejas que han sufrido de una infidelidad, permanecen juntas. En lugar de la separación estas parejas llegaron a un nuevo acuerdo, y algunos incluso de los matrimonios se volvieron más fuertes que antes.

Más de la mitad de las parejas que han sufrido de una infidelidad, permanecen juntas. En lugar de la separación estas parejas llegaron a un nuevo acuerdo, y algunos incluso de los matrimonios se volvieron más fuertes que antes.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"