¿Te parece que él puede tener una personalidad abusiva? Estas son las señales

Cada relación es un mundo y en el seno de ella cada pareja sabe y conoce ese mundo interior que vive cuando están juntos. El mal trato, esa parte oscura que lo tiñe todo a su paso, entra a formar parte de la convivencia de algunas parejas y en la espera de que las aguas vuelvan a su cauce, muchas mujeres se enfrascan con los ojos puestos en la tenue caída de la arena de un reloj que nunca acaba esperado aquello que nunca llegará. Ya nada es lo que fue ni volverá a serlo. Minimizar los hechos porque haya sido una vez o porque el maltrato sea verbal no cambia nada. Cuando se pierde el respeto por la integridad humana, se ha perdido todo. Te contamos algunos síntomas que confirman que la relación va por este ripiado camino. Presta atención si las detectas.

La etapa de la negación y la búsqueda de un culpable

La primera reacción suele ser el intento por negar la realidad. Cuando los gritos, las ofensas y los golpes han entrado por la puerta, algo muy importante en la pareja realmente se ha roto. Hacer el trabajo de negación culpando al cansancio, al agobiante trabajo, al alcohol o las drogas, no justifica los hechos. El maltrato está presente y las disculpas que pueda ofrecerte jamás serán suficientes. Hay una realidad grave y frenar a tiempo la situación está en tus manos. Piensa que el amor verdadero jamás lastima, lo que duele es estar con la persona equivocada. Reconócelo a tiempo.

2. El trato como objeto y propiedad sexual

Si te trata como un objeto de su propiedad, tampoco esperes que las cosas cambien. Tú eres una persona que no está supeditada a la vida de nadie. No le perteneces a nadie. Eres una persona independiente, ni tu persona ni tu cuerpo es propiedad de nadie. Por lo general esta es una característica de las personas posesivas de las que debes alejarte de inmediato.

3. El hombre abusivo se comporta como una persona agradable

Que esto no termine engañándote. Los hombres abusivos tienden a tener un comportamiento diametralmente opuesto al momento en que agreden tanto física como psicológicamente. En otros momentos, piden disculpas, son amorosos y es de hecho la imagen que generan en los demás. Pero debes saber que este comportamiento es solo circunstancial. Si tiene una personalidad agresiva, volverá a maltratar aún después de suplicar perdón.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"