¿Te fastidian por ser una persona llorona? Conoce los increíbles beneficios de llorar

¿Te pasa que lloras por todo?

¿Pareces una persona sentimental que llora por casi todo? Si lo eres y también padeces por esto, debido a las críticas por esta característica de tu personalidad, debes saber que ser una persona que llora no es malo. Al revés, tiene unas cuantas de ventajas para la salud. Enteratee siete de ellas.

1. Produce un efecto calmante y analgésico

Conforme los especialistas, las lágrimas incluyen elementos neuromoduladores (prolactina, hormonas adrenocorticotrópicas y leucina-encefalina), que actúan como calmantes naturales.

Asimismo de ayudar a relajarnos, a liberar emociones y a desahogarnos, las lágrimas también nos ayudan a canjear y disminuir los episodios de intranquilidad. Es decir, tienen un efecto directo y cooperan en el autocuidado en las personas. Esto se debe a que el llanto activa el Sistema Nervioso Parasimpático (SNP), el que se ocupa de mantener o de propiciar la tranquilidad y reposo al cuerpo tras un afán. Sin embargo, la activación de SNP desenvuelve una serie de respuestas en nuestro organismo, por las que puede actuar sobre el nivel de estrés y participar en la ordenación metabólica.

2. Disipa el mal humor y mejora el sueño.

Una investigación de 2014 arrojó que las lágrimas sentimentales liberan dos sustancias importantes para perfeccionar el carácter de la persona: oxitocina y endorfinas. De esta forma, si las personas les está sucediendo por un momento de desconsuelo, el llanto calma la indisposición, tanto físico como sentimental, porque la detonación hormonal que puede generar una sensación placentera y de profunda satisfacción.

3. Trabaja como muro de microorganismos.

La lisozima, una enzima que está reciente en las lágrimas, ejerce una función importante para las personas. Ejecuta de muro bacteriostática, porque altera y borra las paredes de los microbios. Por lo tanto, en cuanto a lo físico, significa una manera muy eficiente y natural de pelear con estos organismos y mantener los ojos sanos.

4. Disminuye la intranquilidad y el estrés

Como se refiere anteriormente, al botar lágrimas, arrojamos una serie de sustancias químicas, que, paradójicamente, son es la causa del mismo estrés el cual te hace llorar. Por consiguiente, cuando lloramos, bajan nuestros niveles de manganeso, un mineral relacionado con estados de intranquilidad, nerviosismo o belicosidad. Sin embargo, se elimina adrenalina y noradrenalina, sustancias que secretamos en mucha proporción ante situaciones de estrés o riesgo.

5. Produce tranquilidad y muestra tu mejor versión.

Después de llorar, sucede una sensación de desahogo, de aplacamiento, que genera la presión guardada. También, al llorar, conocemos nuestras propias dificultades y nuestras habilidades para aceptar la realidad como es, al igual que, también, colabora con nuestro desarrollo y realización.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"