Te contamos como tratar con un traidor .

Mil veces te sucederá que los traidores puedan afirmar delante de ti que son tus mejores amigos, tus hermanos de la vida, pero por supuesto que en el momento en que les das la espalda puedes estarte seguro que ahí estarán esperándote puñal en la mano. En una sociedad egoísta, donde el dinero y el poder lo son todo para mucha gente, nos encontramos con traidores en todos los rincones, por esto es que debemos estar preparados para tratar con ellos de la manera correcta y no vernos sorprendidos en nuestra buena fe, no todo el mundo es tan bueno como tú.

Pasos para sortear con éxito a los traidores

Confía en tu instinto


Siempre que haya una pequeña voz dentro de ti, por más mínima que sea que te dice y dice que este individuo en particular parece poco de fiar, ¡escucha esa voz! No la acalles, nuestros instintos son los mejores jueces del carácter de las personas. Aprende a interpretarlos, confiar en ellos y a seguirlos. Noventa y nueve veces de cada cien, tus instintos serán acertados. Y como ya todos sabemos, es mejor prevenir que curar.

‘’Confía en tu instinto hasta el final, aunque no puedas dar ninguna razón.’’ Ralph Waldo Emerson

Mantén tu distancia

Existe un factor común entre todos los traidores y es lo siguiente: que quieren algo de ti. Por lo tanto, lo más razonable es para que permanezcas lo más lejos de ellos que te sea posible. Sin perderlos de vista, observa la forma en que muestran signos de desidia e irresponsabilidad o irritación, adulación incluso, los traidores tienen varios rostros. Harán cualquier cosa para hacer pasar como suyo tu arduo trabajo o por ponerte trabas en cualquier ámbito de la vida, así que mantén los ojos y los oídos abiertos.

Calderón de la Barca: “Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence”

Escucha

Si has escuchado algunas cosas malas o situaciones que no te cuadraron ya sea sobre alguien tus buenos o viejos amigos, pon atención, de vuelta relacionado con el punto uno, confía en tus instintos respecto al asunto en cuestión. Tiene que haber una razón verdadera de por qué esa persona no le gusta a la gente. Confía en tus amigos de verdad, ya que están ahi para ayudarte y lo han probado. La persona que no lo hace debe tener la conciencia intranquila y eso se percibe, la gente se da cuenta cuando algo extraño hay en el que actúa de manera poco clara. No dudes en hacer preguntas. Pregunta por qué él o ella no son de tu agrado o hablan de forma velada. También puedes observar cómo reaccionan a las cosas que crees de corazón. Por ejemplo, si respetas una religión en particular y el otro lo sabe, pero a se burla, debes saber que es el momento de alejarte pero sin olvidar estarte atento.

No confíes en ellos

No confíes para nada en un traidor, para nada es para nada. Simplemente ellos están buscando los puntos débiles que puedan explotar en el momento más oportuno para ellos. Recuerda ellos no dudarán ni un segundo en atacar a tu felicidad, cuando determinen que el golpe causará más daño. Debes tener un cuidado especial en evitar situaciones en las que le debas un favor, te expones terriblemente. Si una persona hace algo que hace sonar tus alarmas, comienza inmediatamente a mantener distancia. Mantente alejado de esa persona y limita toda la comunicación. Con el tiempo acabará estando harto y pasará a otra persona al detectar que no eres presa fácil.

No trates de vengarte

Cuando un traidor te la juega, no trates de convertirte en un héroe y tomarte una justiciera venganza. Podrías terminar perjudicando a mucha gente y a ti en primer lugar . La mejor venganza en este caso sería no reaccionar en absoluto. No rebajarte a su nivel y ni decir una mala palabra especialmente a sus amigos, ya que podrían ser espías o peor aún, traidores más grandes. Sonríe y sigue adelante, . Simplemente sigue viviendo la vida a tu manera. Pasa el rato con tus amigos y muéstrales cómo no han podido afectarte en absoluto y cuando la impotencia te aconseje mal y indique que debas reaccionar recuerda: EL EXITO ES LA MEJOR VENGANZA.

¡Perdona!

Perdonar a esa persona que te ha traicionado o que ha intentado hacerlo, no significa de ninguna manera que tengas que volver a aceptarlo en tu vida o que estás de acuerdo con su comportamiento, o mucho menos que eres tonto o débil, sino que es un acto de madurez, en el que se ha aceptado la situación y la persona se libera de sentir rencor. De hecho, perdonar tiene muchos beneficios, puedes soltar el pasado y seguir adelante. si no perdonas te quedarás rumiando el mal momento una y otra vez sin lograr conseguir nada positivo de ello.

“Mejor tener un enemigo que te da una bofetada en la cara que un amigo que te clava un puñal por la espalda”, Arthur Schopenhauer