¿Te animarías a tener un amante? Muchas personas lo hacen

A mi consultorio han entrado personas que han tomado la decisión de ser amantes, o sea la tercera persona en la relación, la mayoría son mujeres. Eso quiere decir que entablan una relación sabiendo que la otra persona está casada o casado, comprometida o en una relación con otra persona donde quizá hasta tiene hijos.

Es interesante como la persona que quiere tener una aventura puede mentir y tener presa a su amante diciéndole que se quiere separar, que su relación está mal y que necesita a alguien a quien amar. En algunos casos, esta puede ser la realidad. Pero, lo que el amante o la amante no asimilan es que ese amor que empieza a sentir la persona con relación estable puede ser un amor solo interesado en lo que pase en la cama.

Estas personas que tienen amante, la mayoría de las veces nunca se separan, nunca se divorcian y probablemente nunca elija a su amante para construir un hogar. El problema es que la persona amada se enamora de verdad y cree que en algún momento las cosas van a cambiar y van a formalizar. Así pueden pasar días, meses, años…

En estas situaciones la persona asiste a la consulta porque la otra parte no le puede dar lo mismo, ni amor, ni sentimiento recíproco por compromiso. Básicamente, la tercera persona siempre se ve involucrada en una estafa emocional, es decir que le prometen algo que nunca van a cumplir y el problema es que como están enamorados no siempre tienen idea de qué hacer.

Tener una relación con alguien quien ya tiene una relación es complicarse la vida y enrollarse la existencia sin necesidad. Simplemente para cumplir con el deseo sexual del momento. Si estás en esta situación, no tengas duda que el o la amante te mentirá todo el tiempo y el día que alguno de los amantes se canse, esa relación se va a terminar.


Algunas personas en busca de amantes se presentan como incondicionales y siempre están con esas historias de que no son felices con la esposa o el esposo. Este es un mundo lleno de mentira que así como llegan desaparecen. Otros amantes más claros, lo viven como una aventura y apenas alguno empieza a involucrarse sentimentalmente se dan media vuelta y se van.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"