Su terapeuta se cansó y llevó un arma al consultorio… esto fue lo que pasó.

Problemas de salud mental como la depresión, ansiedad y trastornos del estado de ánimo son temas muy importantes. Afortunadamente, estos problemas empezaron a ser mas discutidos abiertamente por todos y son aceptados por la sociedad. Entonces, esto ayuda a que los afectados por estos serios problemas no tengan que sufrir en silencio, sino se expresan cada vez más para recibir la ayuda necesaria.

Los tratamientos para este tipo de problemas se volvieron ampliamente accesibles para muchos, mientras los métodos y medicamentos utilizados han sido proliferando tanto que hasta llegamos al punto donde tu propio terapeuta podría estar disparándote con una pistola “NERF” (son armas de plástico con proyectiles de gomaespuma).

Esta historia que estoy apunto de contar, fue originalmente publicada por el usuario de Tumblr (una plataforma de microblogging que permite a sus usuarios publicar textos, imágenes, vídeos, enlaces, citas y audio a manera de tumblelog) “anarchetypal”, donde cuenta sobre sus sesiones inusuales con su terapeuta Paul.

Por mas raras que hayan sido las sesiones, los métodos utilizados por el terapeuta fueron muy eficaz, ya que ayudó a la persona a dejar de hablar negativamente sobre su persona o su vida.

Esta publicación se volvió viral a medida que la gente apreciaba el ingenio, pensamiento innovador y por la implementación exclusiva de parte del terapeuta para solucionar el problema de la persona, cuyo caso era muy complejo.

Un tratamiento normal suele involucrar una mezcla de medicamentos y asesoramiento, mientras los pacientes ofrecen síntomas y desafíos únicos. El pensamiento creativo del tipo que Paul, el terapeuta, mostró es esencial si es que va a ocurrir un progreso y la naturaleza hilarante y algo absurda de esto solo se agrega a la diversión!

Sin duda es refrescante para quienes han experimentado a un terapeuta que simplemente ha arrojado algunas pastillas a su manera y diciéndoles que regresen en unos meses.

Desplácese hacia abajo para leer la historia por usted mismo, y cuéntenos saber sus propias experiencias en los comentarios. Usted apreciaría o estaría contento con sesiones de terapia como esta? Alguna vez has tenido un terapeuta creativo con sus propios métodos únicos?

Cuando esta chica fue a ver a su terapeuta, claramente no se esperaba ser disparada con un dardo de “NERF”.

Recientemente, vi esta publicación sobre terapeutas y me recordó a mi viejo terapeuta Paul, que en mi opinión es uno de los mejores hombres en vivir y que no soportó mi tontería ni por un segundo.

De todos modos, fui a ver a Paul una semana en el verano del 2016, y sin razón empiezo de nuevoa decir todas estas tonterías hablando muy mal sobre mi misma, mientras Paul se quedaba mirándome fijamente. De la nada, Paul me interrumpe y me dice que tiene una nueva herramienta para ayudar a las personas a reconocer cuando están usando un lenguaje negativo. Es ahí cuando se levanta y se dirige hacia su escritorio.

Y yo estoy como: “ok, ya veo que me va a dar ese dulce artículo de autoayuda porque piensa que tengo que leer y aprender sobre valores para dejar de hablar negativamente de mi misma”. Porque cada vez que Paul me dice que tiene una “herramienta” para que yo la use, casi siempre es un articulo o un libro o algo así.

Paul abre su cajón lentamente, quita la herramienta y se voltea hacia mi. Yo lo observo.

Le digo, “Paul, acaso eso no es una pistola “NERF”?

Paul contesta, “Si”.

Es en ese momento cuando le pregunto, “Que es lo que estas haciendo? Me quieres disparar con una pistola de juguete en esta sesión importante”?

Paul, sonriendo, me informa, “Eso depende completamente de ti, no”? Y se sienta de nuevo. Me hace un gesto y dice, “Dale, continua con lo que me estabas diciendo”.

Ahí le miro sospechosamente y vuelvo a empezar sobre cómo estoy teniendo demasiada ansiedad y no me animo a salir de la casa para hacer recados, como si fuera un milagro incluso llegar aquí. También dije que he olvidado comprar alimentos la semana pasada y eso es tan estúpido, qué estúpido problema, soy una idiota, ¿cómo podría…

…un dardo de espuma me golpea en la pierna.

Ahí le digo, “EY!” porque mi terapeuta me acaba de disparar con la pistola nerf en la pierna. Paul parpadea plácidamente y levanta una ceja. Yo lo miro nuevamente sospechosamente, no entendiendo que es lo que esta ocurriendo.

Entonces, ahora digo lentamente, “No— es un problema estúpido, yo no soy estúpida, pero me causa frustración y yo quiero que deje de ser un problema en mi vida.

Esta vez me miro y no disparo. Ok, genial.

Las horas restantes me pase siendo disparada frecuentemente con las balas de espuma por Paul. Decía una grosería y después me corregía a mi misma cuando decía algo malo o negativo. Sin darme cuenta, empece a sentirme mejor conmigo misma al final de la sesión y era ligeramente irritante porque se notaba que Paul se daba cuenta y el es presumido al respecto.

De todas formas, salgo de la oficina de Paul y la siguiente paciente que estaba esperando entra y pregunta, “Que hacen todas estas balas de espuma en el piso”? Y Paul, seriamente, responde, “Herramientas de terapia conductual cognitiva”.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"