Son famosas, hermosas, millonarias. Pero

Las invitan a premiaciones, actos de caridad, lanzamiento de películas.

Allí lucen sus mejores galas y los más elegantes vestidos, insinúan fantásticos cuerpos y curvas infartantes.

Pero a veces se equivocan.

Y las cosas no salen como se habían planificado.

A pesar de todo

Están más que acostumbradas a ser el centro de todas las miradas y los flashes de las cámaras y los indiscretos paparazzis son una parte casi cotidiana de su vida.

Puede ser un vestido demasiado ajustado o una pollera demasiado corta; una falda que se pasó de “mini”, un escote excesivamente pronunciado, una talle menor de lo que debería ser, un movimientos desafortunado, una pequeña ráfaga de viento. Lo cierto es que en ocasiones vemos de nuestras estrellas más de lo que debiéramos en un evento social (aunque en ocasiones parece que ellas realmente quieren mostrarlo).

Esa mágica ropa interior…

La actriz Beth Behrs es hermosa y tiene una llamativa y estilizada figura. Es muy conocida por protagonizar la película “American Pie Presents: The Book of Love” en el papel de Heidi y por su papel de Caroline Channing en la comedia de la CBS, “2 Broke Girls”.

Para realzar sus encantos, no dudó en recurrir a la ropa interior que adelgaza… y la pudimos ver en una reveladora foto.

¿Y qué decir de Jennifer Garner? La versátil actriz ha demostrado su habilidad para las escenas de acción (que normalmente hace ella misma) y para los papeles dramáticos… y sí, también recurre a la ropa interior que adelgaza.

Otro tipo de ropa interior es la que tiene relleno. Kim Kardashian y Taylor Swift la utilizan.

Y como la variedad es infinita, existe también la posibilidad de levantar lo que está un poco caído. Madonna utiliza esta técnica push- up… y como buena Reina del Pop que es, no lo disimula, sino que lo enseña. Porque Madonna muestra lo que quiere cuando quiere y nada es casualidad.

… o sin ropa interior…

A veces, un vestido no luce como debiera por la ropa interior: se marca, se abulta. Si has gastado miles de dólares o un diseñador de primera línea te ha prestado uno infartante, nadie va a querer que el impacto se arruine por una bombacha o un portaseno inadecuado.

La hiper sexy Eva Longoria decidió cortar por lo sano, así que para que su vestido luzca como debe ser, simplemente no usó ropa interior… y en descuido se vio… bueno, lo que debía verse.

Otra táctica para que el vestido se vea impactante, es utilizar ropa interior muy, muy pequeña. Esa fue la intención de Iggy Azalea, aunque no le salió del todo bien. Cosas que pasan.

Por supuesto, el color es importante, así que Iggy Azalea decidió igualar su ropa interior con el vestido. Se notó igual, pero ella siempre luce genial, así que no tiene importancia.

Pega para que no se vea

Insinuar y no mostrar, es la máxima en un vestido elegante.

A veces, es un poco difícil lograr eso y en ciertas poses, se ve lo que no se debería. Para evitar ello, existe una solución rápida, fácil y muy económica: la conta scotch o de embalaje ( o alguna similar) que mantendrá la tela ocultando lo que debe ocultar.

Por supuesto, no queda muy lindo que la propia cinta se vea… pero a veces no es posible.

Picture by: FAMA PRESS / Splash News

Por ejemplo, Christina Milian utilizaba un increíble vestido que realzaba sus naturales dotes, pero la cinta cumplió un importante papel.

El mismo artilugio utilizó la adorable Jennifer Laurens, aunque parece ser que con poco éxito… quizás le faltó un centímetro de tela a esa tenida.

La talentosísima Beyoncé es además dueña de una infartante figura y para que los vestidos cubran lo que deben cubrir, recurre a la mágica cinta… se le vio un poco, pero reconozcamos que a ella todo le queda bien.

Emma Watson es adorable y supo lucir un encantador traje negro. Tal vez no tuvo tanta confianza en la prenda, así que acudió a la cinta (¿no podía hacer un poco de magia?).

Con sus looks, Kim Kardashian siempre está al borde del exceso. Ella decidió mostrar cómo hace para lucir un escote iinfartante: y sí, la cinta interviene.

¿Casualidad? ¿o intención?

Más allá de los peques “ups”, quedará para la historia el musical del Súper Bowl del 2004. En escena, Janet Jackson y Justin Timberlake.

En un momento del show, Justin rompe el vestido de Janet, quedando al aire uno de sus pechos (casualmente, el pezón lucía bien tapado con adornos). Janet se tapó con gesto avergonzado, Justin ni se inmutó.



¿Fue todo planeado? ¿Habrá muchos “descuidos” de estrellas que no lo sean? ¿Algunos “errores” serán solo una manera de llamar la atención”

Quizás no lo sepamos nunca… pero estaremos atentos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"