“Solo por hoy bajaré de peso”; adopta esta regla de oro para perder peso ¡YA !

4- Cuando nunca has hecho ejercicio, cuesta mucho trabajo comenzar y, una vez empezando, cuesta trabajo seguir adelante y es fácil poner mil pretextos para dejar de hacerlo. Si te vas a inscribir al gimnasio, hazlo con una amiga o familiar que te acompañe y te motive los días que tengas flojera. Es importante que veas todas las opciones que existen para que elijas lo que más te guste. El ejercicio no se tiene que sufrir, se tiene que disfrutar. Una vez que lo hayas incluido en tu día a día, no podrás dejarlo, porque se convierte en parte de tu rutina y sabes los beneficios que trae a tu cuerpo y a tu salud.

Además de estas cuatro recomendaciones, recuerda que la actitud es la clave para cualquier cambio que se quiera hacer en la vida. Nadie va a cambiar tu vida si tú no lo haces por ti misma, la clave es atreverse y darse cuenta de que eres capaz de cosas que tal vez no te imaginabas. Así, cumplir años será motivo de felicidad, porque sabrás que lo que estás haciendo tiene un impacto positivo en tu salud, que se verá reflejado cuando seas más grande. No olvides que las enfermedades o dolencias que se adquieren con la edad, aparecen por lo que hacemos o dejamos de hacer con nuestro cuerpo.

La filosofía del ‘Solo por hoy’, implica dejar atrás y aprender sobre nuestro pasado y dejar de pensar en lo que vendrá en el futuro, aprender a vivir en el aquí y en el ahora, en el presente que es lo único que tenemos. Podemos aplicar esta frase en todos los aspectos de nuestra vida, no solo en querer bajar de peso, así podremos ir poco a poco logrando los resultados que queremos sin sobre explotarnos a nosotros mismos.

Una vez que empieces a bajar de peso y a sentirte mejor con tu salud y con tu aspecto físico, puedes comenzar a aplicar el ‘Solo por hoy’ en otros ámbitos, lo cual creará el equilibrio físico y mental que estás buscando para ser feliz.

Algunas de las afirmaciones que te recomendamos hacer todos los días, son:

Solo por hoy trataré de pasar el día sin esperar resolver en un momento, un problema que ha formado parte de mí durante mucho tiempo.

Solo por hoy pondré en práctica la frase de Abraham Lincoln que dice ‘Casi todo el mundo es tan feliz como se lo propone’.

Solo por hoy me ajustaré a la vida como es, sin tratar de acomodarla de acuerdo a mis deseos.

Solo por hoy trataré de fortalecer mi mente. Estudiaré, aprenderé algo nuevo e útil. No me volveré un apático mental. Leeré algo que requiera esfuerzo, pensamiento y concentración.

Solo por hoy ejercitaré mi alma.

Solo por hoy tendré un programa a seguir. Tal vez no lo logré con toda exactitud, pero lo haré y me salvaré de la prisa y la indecisión.

Solo por hoy seré agradable y me mostraré lo mejor que pueda.

Estas son solo algunas recomendaciones. Tú puedes hacer las propias.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"