¡Socorro! ¡Mi novio sufre de “mamitis aguda”!

Quizás no figure en ningún manual médico, pero es indudable que la “mamitis crónica” existe y afecta a un buen número de hombres.

Sabrás de qué se trata: Esos que antes de hacer cualquier plan y tomar cualquier decisión, deben sí o sí consultar con la mamá.

Hay muchas razones por las que un hombre merece ser dejado, pero es indudablemente una de las más importantes.

¿Por qué? Sencillo: porque parece que en esa relación, no hay dos personas, sino tres.

Los síntomas

Es psicología básica: la relación con la mamá es la primera que establecemos, aún antes de nacer, pero en algún momento los hombres deben despegarse de la madre, porque de no hacerlo en el futuro existirán problemas no solo con su pareja, sino con todo su entorno y su vida.

¿ Quieres saber si tu novio sufre de mamitis? Estos son algunas de las señales más fuertes.

Si él tiene mas de 30 años y aún vive con su mamá, puede significar que padezca de mamitis. No es un síntoma cien por ciento preciso, pero es muy importante.

¿Con mami a todos lados? Atención, puede ser un grave caso de mamitis. Una cosa es llevarla a algún lugar específico, pero otra cosa es llevarla a en todas las ocasiones.
– Si el mundo entero gira alrededor de mamá, puedes estar frente a un cuadro de mamitis. Si el 90% de sus frases tiene las palabras “mamá” o “mamá dice/ piensa que”, puedes apostar que hay un severo cuadro de mamitis.
– Si su mamá se mete en tu relación y él lo permite; si ella lo manipula, le habla mal de ti y él lo permite, dejando que atraviese la línea de respeto hacia ti, es evidente que permitirá que lo haga más adelante. Límites son límites y deben respetarse, siempre.

– Si no la quiere dejar sola nunca y piensa que le pasará algo a su mamá si la deja 10 minutos o más del tiempo acordado, no dudes: ese hombre sufre de mamitis.
– Si tu novio busca y necesita siempre la aprobación de su mamá, es un claro síntoma de mamitis. Si ante cualquier evento o decisión siempre llama a su mamá para pedir su opinión e incluso le da una noticia antes que a ti, es clara la fuerte dependencia.
– Los hombres que sufren de mamitis tienen un carácter pasivo y dependiente. Esto se refleja en su incapacidad para tomar decisiones por sí solo. Su dependencia se arrastra desde la infancia, porque su mamá ha influido en todas las áreas de su vida de una manera excesiva. Por ello, él no es autosuficiente y buscará que su pareja asuma este rol.

– Si un hombre dice: “Es mi mamá, ella se mete en nuestra relación porque me ama”, piensa que ella tiene la última palabra y que debe hacer lo que a su madre le parezca. Ella le escogerá pareja y le seguirá lavando la ropa.

La inmadurez es un claro signo de mamitis. Él se niega a crecer y no se da cuenta que sigue comportándose como un niño. Inconscientemente piensa que su mamá estará ahí siempre para resolverle la vida y solucionarle sus problemas personales.

Si te compara con su mamá, atención, es un síntoma no menor de mamitis. Si no cocinas, planchas, lavas, hablas o miles de etcéteras “como mamá”, analiza bien la situación.

Los hombres que sufren de mamitis han sido sobreprotegidos. Es probable que su mamá los haya cuidado en exceso, evitándole que le pasen muchas cosas, pero privándolo de valiosas experiencias. Es probable que por ello, en su vida de pareja busquen la protección que tuvieron con su madre.

Si tu novio es egoísta, puede ser un síntoma de mamitis. La razón es muy simple: toda su vida ha sido el centro de atención en su casa y eso lo ha vuelto de esa manera, no respetando las opiniones de nadie e imponiendo lo que él quiere.

Si sientes que tu vida es una competencia con tu suegra, estás frente a un posible caso de mamitis. Esto ocurre porque tu pareja las ha colocado en esa situación o porque no estableció sus límites con ella.

“Mamá vendrá a vivir con nosotros”: a pesar de que ya se casaron, él quiere que vivan con su madre, porque es el único que debe estar pendiente de ella y tiene miedo de que algo le pase.

En los casos severos de mamitis, tu suegra siempre estará presente en tu relación, “en la salud y la enfermedad”. Esto ocurre porque tu pareja le ha dado la autoridad a su madre para que pueda ingresar a tu hogar y pueda opinar en todo, así sea de lo más mínimo. En casos extremos, hasta tiene la llave de tu casa.
– Mamá está tan presente, que hasta la etiqueta en todas sus publicaciones de redes sociales. Simplemente necesita que ella le halague en todo.

– Por supuesto, siempre quiere que su madre viaje a todos lados con ustedes. Se ha visto casos extremos en los que la mamá se fue a la luna de miel.
– La llama a cada instante y por cualquier cosa, desde pedirle una receta a preguntar cómo le va. Mamitis asegurada.
– Siempre idealiza a su madre, no hay como ella, ni habrá. Sueña con una pareja igual a su madre.
– “Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña”: el hombre que sufre de mamitis quiere vivir con su mamá y si no se puede, lo más cerca posible.

Soluciones

Si tu matrimonio o noviazgo corre el riesgo de terminar porque tu pareja sufre de mamitis, es el momento adecuado para buscar una solución.

– Haz que tu pareja acepte y reconozca que sufre de mamitis.

– Si no pueden solucionar el problema solos, busquen ayuda profesional.

– Aprende a poner límites a su madre, aliéntalo a tomar las decisiones por sí mismo.

Apoya a tu pareja es fundamental, superar la mamitis no es fácil, pero con mucho esfuerzo se puede lograr.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"