Sobre la autoestima y sus características.

La autoestima es una percepción subjetiva sobre el valor que tenemos nosotros con respecto a otros. Esto influye en nuestra manera de ser, en nuestro cuerpo, en lo que pensamos que merecemos en cuanto a cosas buenas y malas, entre otras cosas. Esta percepción es de suma importancia, ya que algunos de nuestros comportamientos y conductas son con base en el grado de autoestima que tengamos. En definitiva, es un aspecto de nuestro ser que tiene relevancia en nuestra vida y que nos puede traer consecuencias positivas o negativas.

Este tema se puede observar más directamente en nuestra manera de construir relaciones, en con quienes decidimos compartir nuestro tiempo, influye en la manera en que nos movemos en el mundo y en cómo dejamos que nos traten otras personas.

También se puede ver reflejada en las decisiones que podemos tomar con respecto a nuestra vida personal. Por ende, casi cualquier dificultad dentro del área psicológica o personal, puede estar relacionada directa o indirectamente, con qué tan sana logremos desarrollar nuestra autoestima durante la vida.

Socialmente, se habla mucho del autoestima. Solemos relacionar una buena autoestima, con una autoestima muy alta. Se puede tender incluso, a confundir con un rasgo de personalidad narcisista. Con el fin de realizar las diferencias correspondientes, a continuación vamos a definir ciertos conceptos.

La autoestima sana es aquella en donde se reconocen de manera realista y concreta las aptitudes, valores y habilidades que tenemos, en conjunto con nuestros aspectos a trabajar, los cuales puede ser que sepamos que requieren de más esfuerzo. Sin embargo, los aceptamos como una parte más de nosotros, sabiendo que no podemos ser perfectos en todo. También conlleva una valoración de nosotros mismos neutra, en donde no nos sentimos ni muy inferior, ni muy superior a los demás. Debido a que tenemos claros nuestras fortalezas y debilidades y sabemos que el resto también las tiene.

Los rasgos de personalidad narcisistas se pueden ver en personas que inconscientemente tienen grandes inseguridades, pero que a nivel consciente, demuestran lo contrario. Son personas que aparentan ser exageradamente seguras de sí mismas y que se muestran como fueran las mejores en todo. Normalmente, tienen dificultades aceptando sus errores o aspectos que debiesen mejorar y en situaciones en donde, otros son mejores que ellas. Por ejemplo, al perder en una competencia, que no los asciendan, que prefieran a otro, etc.

Por último, con respecto a lo que se dice de las personas con el autoestima baja, es que pueden tener relaciones dependientes, puede ser que no se separen de su pareja, porque “quién me va a querer” o “dónde voy a encontrar a alguien para mí”. En ambas frases, se puede apreciar que está basando su decisión de continuar con la relación con esta persona debido a su baja autoestima.


Otra característica de las personas con baja autoestima puede ser el pesimismo, es decir, ven el vaso “medio vacío”. En general, tienden a pensar que no hay soluciones favorables (¡éstas son sólo para los demás!). Este tipo de personas también cree que lo mejor, nunca sucede. Este pensamiento es perjudicial, debido a que puede ser que la persona se esfuerce por comprobar que lo mejor nunca sucede, es decir, que de manera inconsciente tenga ciertas acciones o pensamientos que lo mantengan fuera de ese escenario, en donde se pueden encontrar soluciones mejores.

Ya hemos hablado suficiente de teoría sobre el autoestima, ha llegado el momento de las buenas noticias, de saber cómo podemos aprender a mejorar nuestra autoestima y que ésta sea cada día más sana.


Nuestra autoestima, en general, viene formándose desde la niñez, es una mezcla entre: nuestras experiencias, lo que nos ha enseñado nuestra familia y ciertos lugares donde hemos tenido instancias de sociabilización, como los son: el colegio o las instituciones deportivas. Sin embargo, desde ahora, puedes tener la autoestima que desees: es tú responsabilidad.

A continuación, te vamos a presentar algunos pasos prácticos que puedes usar para aumentar tu autoestima.

Primero, tienes que identificar las creencias que te limitan para luego, poder ir trabajándolas y transformándolas en unas más sanas y que te permitan seguir avanzando con tus objetivos.


Como ejercicio, puedes probar primero el hacerlo de manera consciente, es decir, cuando notes que piensas algo que te hace sentir que eres de menos valor, en comparación a los otros, entonces trata de neutralizarlo con pensamientos positivos.


Con el tiempo, se transformará en algo automático y que te dará pie para cuestionar tus propios pensamientos y actitudes frente a los conflictos reales. ¿Cuánto de ello tiene que ver con el conflicto mismo y cuánto de ello, es generado por tu mente?

También trata de evitar las generalizaciones, es decir, si es que tienes la tendencia a agrandar algo pequeño o a que, a raíz de un par de situaciones, puedas pensar que algo va a pasar siempre, entonces empieza a tratar de cambiar el “en todas las veces” por “algunas veces”.


La idea es que partas con unos días a cambiar estos pensamientos, y verás como de a poco, tu autoestima empieza a elevarse. Si es que esto, lo dejas de hacer, volverás a tus viejos hábitos, entonces te recomendamos que trates de hacerlo parte de tu vida.

A continuación te presentamos algunos ejemplos que te pueden servir para poder observar en concreto el cambio de los pensamientos.

La frase “nadie se fija en mí”, se puede cambiar por “alguien puede fijarse”, por “¿qué tan probable es que nadie se fije en mi?”

Cambia “no hay trabajo” por “algunas personas encuentran trabajo y yo puedo ser una de ellas” o también puedes pensar “¿de verdad no hay ningún trabajo?”

“No valgo nada” por “valgo mucho para algunas personas” o por “¿en qué me ayuda pensar que no valgo nada?”

“Siempre hago todo mal” por “algunas veces las cosas me salen bien y otras no, como a todos” o por ¿qué tengo que aprender para poder mejorar esto?

“No soy bueno poniendo límites” por “cada día mejoro los límites que pongo” o por “el poner límites es algo más que puedo mejorar”

“No soy inteligente” por “Soy inteligente para varias cosas” o por “soy lo suficientemente inteligente para poder superar este obstáculo”


¿Qué frase relacionada con tu autoestima mejorarás hoy?


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"