Siempre nos hemos preguntado si, ¿Los hombres nacen o se vuelven patanes?

¿Pueden ser víctimas?

Cuando un hombre realmente se enamora puede cambiar, obviamente no será algo fácil. La decisión de cambiar o no siempre será de él. Pero debemos estar muy conscientes que las relaciones de este tipo son peligrosas y más cuando ahí agresividad de su parte porque pueden poner en riesgo tu vida.

Así se comporta un hombre patán:

· Estos hombres son más predecibles que la mayoría de la gente pues se muestran poco flexibles ante las demandas del momento y de los diferentes contextos.

· Son problemáticos. Tienden a ser agresivos y a escalar los conflictos desproporcionadamente.

· Pueden ser o no violentos pero si se muestran hostiles en situaciones de estrés.

· Culpan a los demás por sus errores sin reflexionar, menos aún asumir, su responsabilidad.

· Son muy limitados para ver la complejidad de lo que ocurre.

· Dificultad para manejar sus emociones: se salen de control, gritan, lloran, critican, reclaman, juzgan, se alteran.

· Son celosos

· Interrumpen, no escuchan.

· Controlan con dinero.

· Usan la ironía y el sarcasmo.

· Hacen esperar a la gente y no piden mayores disculpas.

· Eligen los temas de conversación que quieren e ignoran los que no les interesan

· No dan las gracias.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"