¿Siempre eliges mal? ¡Estás son las razones!

Cuando las mujeres dicen que no es fácil ser mujer, en verdad tienen razón, más aún si se trata de relaciones amorosas, ya que se exponen bastante y atraen a personas ordinarias, toscas, groseras, en síntesis, atraen a un patán. Muchas veces las mujeres terminan por atraer a este tipo de personas porque cometen siempre los mismos errores, y eso es algo que no les permite salir de esa mala racha, por llamarlo de alguna manera. Aunque parezca mentira, cuando los hombres nos dejan esa herida, lo primero que se nos ocurre es borrarlo y reemplazarlo por un posible “príncipe azul”, y es allí donde puede estar nuestro principal error.

A veces nos apuramos por dejar atrás todo lo que pasó, dándonos una oportunidad inmediatamente con otra persona, cuando lo recomendable es esperar a que sanen las heridas y allí darse esa oportunidad, comenzando de cero. Aquí te mostraremos cuáles pueden ser los 6 motivos por los que terminas atrayendo siempre a los hombres que no indicados.

1- Nunca dejas atrás el pasado

Este punto es algo que se repite comúnmente, si no en todas, por lo menos en casi todas las mujeres. Por más que estés iniciando una nueva relación, siempre sientes esas ganas de hablar de tu “ex” y hasta en un sentido comparativo. Generalmente no hablas de todos, sino siempre lo haces del último patán con el que te tocó salir y lo peor que puedes hacer es que en lugar de hacerlo a un costado para iniciar sin rencores la nueva relación, siempre lo tengas en tu cabeza, comparando a tu actual novio con él.

2- Las relaciones ya ni te importan

Has tenido tantos tropiezos, tantas malas experiencias, que llegas al punto en el que ya no le das la importancia debida a una relación amorosa. Te da igual que sea un buen tipo o uno que sólo quiere llevarte a la cama. Este es otro de los errores que puedes estar cometiendo, y actuando como si no te importara nada. Con esta actitud lo único que conseguirás es que la persona que está a tu lado, por más que desee algo serio contigo, sienta ese desgano de tu parte y se frene en el intento de avanzar.

3- Tratas de ir demasiado rápido


Lo que menos quieres es que tu relación sea una perdida de tiempo como lo fueron las anteriores y por ese temor intentas hacer todo de manera acelerada. A las dos semanas de empezar una relación ya estás planeando cosas a futuro, a corto y a largo plazo, con tu nuevo amor. Otro error al apurarte también es empezar a contarle aspectos de tu vida privada rápidamente, en lugar de detenerte, estudiar un poco sus comportamientos y luego involucrarte. A veces, con estos detalles lo único que consigues es asfixiar y hacer retroceder a la persona que está a tu lado. Si bien seguramente tenía planes serios, también le asustará la idea de que lo comprometas demás, apenas iniciada la relación.

4- No te valoras lo suficiente


Muchas veces quieres convencerte de que estas bien, sin embargo tienes problemas dentro tuyo que no sabes como resolver. Esa baja autoestima puede ser la principal culpable de que tus relaciones no estén funcionando correctamente. Trata de ser fuerte, de estar firme y confiar siempre en ti, nadie más lo hará por ti si tú no lo haces. Es importante que primero busques solucionar la fuente de ese problema, en lugar de buscar refugio en otras personas, que muchas de ellas, lo único que harán es acostarse contigo y abandonarte a tu suerte.

5- Te muestras muy conformista


A veces ni tú sabes lo que en realidad necesitas para estar plena, entonces decides agarrarte del primer hombre que se te cruza en el camino. Aún sabiendo que las cosas no pueden funcionar de la mejor manera, tú decides darle una oportunidad creyendo que contigo será distinta la historia. Que un hombre sepa atraparte con “palabras bonitas”, no significa que necesariamente cumpla con lo que dice. Así que trata de tener mucho cuidado y no te dejes engañar fácilmente.

6 ¿Conoces la Ley de la Atracción?

Sencillo, todo lo que piensas lo atraes, si tu mayor temor es estar con los patanes y siempre piensas en eso, la realidad es que tendrás cada vez más de eso. Trata de cambiar tu forma de pensar, principalmente debes saber que para un hombre serio la belleza física no lo es todo. Si quieres mostrarte interesante, debes ser algo difícil de tener y seria por sobre todo, claro sin perder la simpatía.

Las cosas buenas que hagas, el positivismo que irradies y la seguridad que tenga de ti, son factores que verdaderamente funcionarán como imán para hombres que de verdad valgan la pena. Así que ya lo sabes, en lugar de creerte una víctima, intenta sacar pecho, olvidar lo que pasó anteriormente y empezar de cero. Pero antes de empezar de nuevo, sana todas tus heridas, amate con locura, y veras que cuando tu empiezas amarte con locura, ya no tendrás la necesidad de mendigar amor de ningún hombre, porque te darás cuenta que el amor de tu vida eres tú.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"