Si te identificas con estas señales estás a punto de engañar a tu pareja

La falta de diálogo, mentiras “inocentes” y hasta tu edad pueden interferir en la decisión de ser fiel en la relación

Después de años de relación feliz, nadie se despierta una mañana y piensa: “Hoy voy a traicionar a mi pareja”. En una relación monogámica la decisión de traicionar es, en realidad, tomada a largo plazo. La traición casi siempre es el resultado de una construcción lenta de necesidades no satisfechas, resentimientos y penas.

Si sientes aprecio por tu relación, es bueno estar atenta a siete señales que indican que las cosas no andan tan bien como pensabas.

1. Nunca creaste el coraje para revelar tus deseos secretos

Tal vez tengas miedo de que él piense que eres una depravada sexual o incluso que se burle de alguna fantasía que nutres desde hace años. De todos modos, si no te sientes a gusto para hablar sobre sexo, algo está mal.

Y si terminar la relación no pasa por tu cabeza, probablemente es porque, allá en el fondo, escondes el deseo de satisfacer esas necesidades con otra persona. La comunicación es la clave de toda la relación feliz. Las frustraciones sexuales pueden generar dolor, resentimiento y, finalmente, traición.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"