Si peleas mucho con tu mamá, significa que eres igual a ella según estudio

La situación sería análoga a hablarle al espejo.

Nadie dijo que la convivencia familiar sería color de rosas, los caracteres marcados, los intereses individuales se terminan entrelazando de una forma tal que en ocasiones no se consigue armonizar todo y se producen las discusiones normales de una familia.

Según los profesionales, a las madres en general les molesta presenciar los mismos errores que ellas cometieron y no quieren que sean repetidos por sus hijos provocando así los roces con sus hijos.

No obstante, los padres cargan con el deber de velar por sus hijos y guiarlos por la senda del bien y esta ardua tarea en ocasiones se reflejara en un no a sus solicitudes. Sin embargo, los padres deben aprender a lograr un equilibrio y ceder cuando sea necesario.

Lo más notable de esta situación es que, el hijo con el que más discute un padre es el que más suele parecerse a él, de acuerdo con la psicóloga Marta Segrelles.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"