Si nuestro destino no era estar juntos, gracias por regalarme un poco de tu historia

No quiero ser una ingrata con la vida y contigo, pero debes entender que lo lógico era que pensara que te quedarías siempre a mi lado, eso fue lo que un día prometimos, aunque también sé que las promesas sobre el futuro siempre están tambaleando entre los caprichos del destino, es por eso que las personas no deberíamos hacer más que expresar lo que queremos y sentimos en el momento, porque el futuro es algo solo conocido por Dios, y porque lo que más amamos hoy quizás mañana deje de importar.

Aún así estoy agradecida por este tiempo corto que compartimos, digo que fue corto porque yo no tomo en relación la cantidad de años que pasamos juntos, digo que fue corto porque paso en un instante, fue súbito, para mí todo terminó mucho antes de lo previsto, así que los años que escribimos juntos esta historia para mi se pasaron a la velocidad de la luz, pero a pesar de todo fue divertido, no me lo hubiera perdido incluso si pudiera volver atrás en el tiempo, si supiera que nuestro destino era terminar el día de hoy, de cualquier manera hubiera tomado la decisión de dejarte entrar en mi vida, porque ambos aprendimos mucho del otro, ambos la pasamos muy bien y nos divertimos y porque dicen que “si te hizo feliz, no fue un error”.

Así que voy a apartarte un lugar especial en mi mente, donde almaceno los recuerdos felices, porque la suma de nuestras historia independientemente de su triste conclusión fue muy buena, y eso no podemos negarlo ninguno de los dos, sé que esta frase sonará a cliché y nunca creí decírsela a nadie, pero en verdad, con toda sinceridad y poniendo mi mano sobre el pecho te deseo la mejor de las suertes, porque eres alguien que se merece lo mejor, y porque te amé tanto que prefiero que estés lejos de mi y seas plenamente feliz, a que estuvieras a mi lado con las alas rotas.

Aún existen esos sentimientos en mi interior que me reclaman el hecho de que pudimos haber salvado lo nuestro, pero quizás sea solo mi lado egoísta que se aferra a ti, tengo por claro que nuestra separación fue cosa del destino, que era necesario en este momento escribir un punto, pero también quiero que sepas que no seré yo quien lo escriba o lo catalogue como punto final, esa es tu tarea, escribe ese punto en nuestra historia y si al igual que a mi no te complace que sea un punto final puedes visitarme después, quizás aún no te haya olvidado, quizás quiera continuar en donde nos quedamos, no es una promesa, porque necesito seguir con mi vida, pero ya aprendimos que no somos capaces de adivinar el futuro, y quizás lo nuestro pudiera resurgir en algún momento, aquí estaré, pero no te estaré esperando, buena suerte.

Autor: Chivy
Créditos: poesíasyletras


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"