Si no le interesas, no tienes por qué insistir.

“Si usted me quiere en su vida, usted me pondrá en ella. Yo no debería estar peleando por un puesto” – Frida Kahlo

Si estás con una persona que duda de su amor hacia ti, que pone excusas, que pide tiempo, tal vez es alguien que no puede amarte como mereces y deseas. El amor no crea dudas y cuando una persona ama de verdad, no duda. Si estás en una relación en la que sometes tus principios y tu dignidad, estás errando tu vida amorosa, porque el amor no se mendiga, ni se deja todo por otra persona, en una relación sincera, no te pierdes a ti mismo por el otro.

El apego es necesitar de alguien más, creer que ‘somos uno mismo’, ‘contigo no hace falta nada más’, ‘sin ti mi vida no tiene sentido’, y estas frases solo hacen que te involucres en relaciones codependientes, llegar a creer que tu felicidad depende de otra persona y estar en un lugar donde no necesariamente te aman sinceramente.

El amor verdadero es algo que fluye, no tiene que forzarse de ninguna manera, ni tienes que hacer malabares para que la otra persona te ponga atención, ambos tienen que tener iniciativa para juntarse y formar una relación.

Cuando uno tiene que exigir el amor a alguien que no lo corresponde sinceramente, puede ser que termine accediendo a los ruegos, pero llegará un momento en que esa persona se cansará de vivir una mentira y se irá sin ningún arrepentimiento, porque nunca sintió nada por ti y estuvo a tu lado por lástima.



"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"