Se puede ser sexy aún después de tener hijos? Claro que si!

¿Se puede conservar el erotismo en la pareja aún después de los hijos?

Si bien es cierto que la vida de la pareja cambia rotundamente después de la llegada de los hijos, eso no implica que el romanticismo y el erotismo deban pasar a segundo plano o extinguirse. La vida de la pareja debe seguir sexualmente activa. Tácticas y estrategias para mantener viva la llama de la pasión puede haber muchas, lo principal es que la pareja no pierda jamás la pasión y que esa llama no se apague jamás. Recorrer la vida de una pareja con hijos no será faena fácil, será un maravilloso desafío que vivir todos los días. Si el amor permanece intacto, no habrá posibilidad de que el fuego se apague. Aquí te enseñamos algunos consejos prácticos.

Se trata de que tú y tu pareja se hagan el firme propósito de lograrlo. Deben trabajar juntos por que la llegada de los hijos implique aprender a construir una familia, pero que no impida que la vida sexual se interrumpa o se modifique drásticamente.

Mantener la mente positiva es fundamental

Es verdad que tu mundo cambia y que el caos te toma por sorpresa y te sobrepasa de tal manera que te planteas todas las quejas posibles: “estoy ocupada con los niños”, “tú también tienes que poner de tu parte, no puedo yo sola con todo”, “no hagas ruido que los niños no se duermen”. Estas y muchas otras quejas más son comunes escuchar en una pareja con hijos. Es bueno que hagamos un alto en este proceso, nos sentemos a pensar sobre las cosas y tomemos la punta del ovillo entre los dedos, pues fuimos nosotros quienes quisimos conformar una familia, ahora que ya tenemos esa responsabilidad es nuestra obligación no perder el norte y seguir adelante con nuestro proyecto.

Nada de esto implica haber perdido el erotismo y la sensualidad dentro de la pareja. Deben seguir adelante y rescatar siempre lo positivo de las cosas que les van pasando, se trata de una experiencia nueva para ustedes y se irán adaptando de alguna manera u otra, siempre y cuando sean capaces de hacer de cada situación una prueba, un desafío superado. Eso les quedará como aspecto positivo y punto de partida para seguir enfrentando lo que sea que venga después.

El tiempo se recupera

Seguramente te pasas diciendo que no te queda tiempo para nada. El tiempo vuela cuando estamos entre el trabajo, la casa, la rutina y los niños. Casi no existe para nosotras. Ese es el principal error en el que incurrimos. Debemos tener presente que nosotras somos las dueñas de nuestro tiempo. Solo se trata de que seamos mejores administradoras de ello y que aprendamos a dejar un tiempo para nosotras, para atendernos y cuidarnos y por supuesto uno especial para él. Recuerda que ese tiempo que dejes para él y en especial para el sexo debe ser de calidad y mientras lo estés disfrutando debes hacer caso omiso de todo lo demás. Que nada se interponga con tu reloj de arena.

 

No descuides tu apariencia

Es normal que después del embarazo tengas que pasar indefectiblemente por el proceso de tener que bajar los kilos que has subido. Es muy importante que lo hagas y que no te frustres por el camino, pues te tomará al menos 6 meses recuperar tu anterior figura.

Mantente segura y firme, pues lo lograrás, pero debes esforzarte. Ten presente que cuando haces ejercicios también liberas endorfinas que te producen sensación de placer y que estar conforme con tu figura te hará sentir mucho mejor. No hay nada peor que después de haber tenido hijos te abandones como mujer y no procures, ni bajar de peso, ni cuidar tu aspecto, ni tu ropa. Eso no favorecerá tu intimidad con la pareja.

 

Que tu pareja sienta que es tu prioridad

La conexión con tu pareja es muy importante, hazle sentir que es tu prioridad, que él está primero para ti, que sigues queriendo tener citas a solas con él. No te preocupes por el sentimiento de culpa que pueda surgir, no significa que le estés restando atención a tus niños, al contrario, ellos necesitan sentir que sus padres se sienten bien y felices y no los desatenderás, simplemente se trata de que cada tanto organicen actividades que a ambos les guste disfrutar y pasar juntos un tiempo agradable y de calidad.

 

La puerta de tu cuarto debe permanecer cerrada

Es muy importante que tus niños aprendan que deben golpear la puerta de tu cuarto antes de entrar. Preserva tu intimidad con la pareja. Que la puerta esté cerrada cuando ambos están dentro implica que ellos deben golpear antes de entrar. Hay formas de estar pendientes de los hijos, hoy existen modernos aparatos que colaboran en esos menesteres.

Ponles horarios para ir a dormir. Que la hora de dormir para ellos sea sagrada y que se cumpla. Eso te permitirá pasar tiempo con tu pareja y que el espacio de intimidad con tu él sea único.

Acompáñense sensualmente

Nunca olviden las caricias sensuales que pueden surgir en cualquier momento. Por ejemplo, cuando se viste para ir al trabajo, puedes acercarle con mimos que lo harán saber de la conexión que existe entre ambos.

Que las caricias, los mimos y los arrumacos siempre estén presentes, aunque no sea conducente al acto sexual, no deben ausentarse de ese compartir cotidiano de la pareja.

Que nunca falten los besos, ni de salida, ni de llegada. Siempre, no importa que tan mal amanecimos ni que tan malo haya sido el día, que los besos y las palabras de afecto no se ausenten jamás.

Recuerda que, si no quieres tener sexo y él sí, no hay problema en que lo hablen y tú lo ayudes a masturbarse. Es una manera de que lo acompañes.

La planificación es importante

Cuando se tiene hijos no es tan simple armar una salida de un momento a otro, lo mejor es armarla, hacer planes. Si por ejemplo el sábado van a tener una salida, deben organizarse, con quién quedan los niños, o donde dejarlos.

Si se trata de una salida en la que el encuentro íntimo renueve a la pareja, puede que planificarlo le quite el sabor a sensualidad y erotismo, pero por ello deben encontrar la forma de romper con la monotonía y recurrir a todos los recursos posibles para mantener siempre la llama encendida como mensajes hot, ropa sexy, etc.

Utilicen los métodos que les resulte más cómodos, pero nunca permitan que el fuego se apague.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"