Se fueron de luna de miel, se emborracharon y despertaron como dueños de un hotel

La luna de miel, nada puede ser más agradable luego de posiblemente el día mas importante de tu vida que unas buenas y relajantes vacaciones que te permitan sentar cabeza con tu pareja y disfrutar felizmente de los servicios prestados durante tu estadía. Pero sabemos que no todo es color de rosas y a menudo durante las celebraciones y los festejos tendemos a excedernos un poco, llevando consigo decisiones posiblemente dudosas y cuestionables con nosotros al no estar completamente cuerdos y un ejemplo de esto son esas personas que curiosamente terminan casándose en las vegas (estados unidos) tras un arrebato impulsivo o bajo la influencia del alcohol que les impide pensar con claridad y tomar una decisión más serena. Este fue un caso similar para la pareja conformada por Gina Lyons y Mark Lee.

Gina Lyons de 33 años y Mark Lee de 35 años viajaron Sri Lanka de luna de miel. Según cuenta el periódico “The Times” la pareja de recién casados entablaron una gran amistad con algunos de los empleados del hotel del lugar donde se alojaban, de los cuales terminaban compartiendo largas y divertidas pláticas, donde se intercambiaban risas y bromas.

Pues, al parecer entre una de esas charlas en la playa mientras se acompañaba con unos cuantos tragos de ron; alguno de los empleados comento que el hotel donde se alojaban se encontraba en venta. “Tras descubrir que el alquiler era de 11.500 euros al año, Mark y yo pensamos que sería una idea muy buena comprarlo… pero claro, estábamos muy borrachos” Cuenta la Sra. Gina.

La cuestión es que al despertar en la mañana siguiente, se encontraron con la interesante sorpresa que habían aceptado comprar el hotel por cuarenta mil euros. Suponiendo así un lugar y una forma de vida muy alejada de lo que acostumbraban en su pequeño departamento del sur de Londres. Además, aun tenían deudas de su boda.

Un año después de la anécdota relatada, la pareja ahora vive en el hotel ya renombrado como Lucky Beach Tangalle. Como punto aparte, pueden encontrar el hotel en cuestión en facebook con el mismo nombre. En aquel entonces el hotel no tenía un aspecto muy agradable a la vista ciertamente pero a su vez contaba con una gran ventaja, se ubicaba frente a una playa y “Tenia una casa de madera que nos agradaba” Agrega la Sra. Gina.

El hotel está ubicado a 9 kilómetros de Hummanaya Blow Hole y ya se puede reservar por Booking. Cuesta entre 12 y 17 euros por noche. Las habitaciones tienen terraza y por las mañanas se sirve un desayuno continental o a la carta, por tres euros más.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"