¡Se acabaron las excusas! sigue estos tres pasos y lograrás finalmente realizar ejercicios

A todos nos llega a pasar en la vida, llegamos a casa tras un día de trabajo agotador, y lo último que nos apetece es ir al gimnasio a entrenar, por nada del mundo queremos seguir haciendo un esfuerzo más en el día, solo queremos comer algo e ir directo a darnos una ducha caliente para dormir y darle el cierre a ese largo día. Sin embargo, también nos pasa que cuando llevamos un buen tiempo entrenando, incluso el atleta más disciplinado tiene dificultades para sacar la fuerza de voluntad necesaria para entrenar en lugar de salir y darse un descanso. Es muy normal que lleguemos a esta etapa de fatiga, de aburrimiento, es inevitable que nos pase, así que no te preocupes. De todas maneras te daremos unos tips para que puedas ir a entrenar con mucha motivación y desplaces esos pensamientos de pereza.
1. Organiza cada día de entrenamiento.


Esto es importante, debes planificar bien cada día de la semana con tu entrenamiento correspondiente. Así no te complicaras pensando que es lo que te toca hacer, que hiciste ayer, sobre todo si llegas a tener una mala memoria. Así cuando llegues al gimnasio lo único que tienes que hacer es llegar directo a hacer lo que tienes planeado y no estar decidiendo que hacer o que no hacer.
2. Ten todo al día.

Fresh healthy salad and measuring tape on wooden table. Healthy food



Esto es importante porque aparte de la planificación del entrenamiento también debes tener listas tus comidas durante el día para que no estés corriendo y pensando que comer, alimentándote con cualquier cosa y perdiendo tiempo en eso. Lo preferible es que dejes todo listo la noche anterior para que tengas un día más fluido. También tu ropa deportiva, tu toalla, todo es indispensable tenerlo preparado para que no te compliques.
3. Busca un amigo para entrenar.


Esto te motivará al momento de entrenar, contar con una persona con tus mismos propósitos o que sea más aplicado que tú te ayudará a tener más motivación e interés de querer ir siempre, por supuesto debes tener una buena comunicación y relación con esta persona para que esto suceda y sea positivo.

Haz solo estos pasos y verás que se torna de pronto realizable la famosa rutina de ejercicios que siempre pospones ¡inténtalo!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"