Satisfacción en la intimidad te puede llevar a una infidelidad.

Un estudio realizado recientemente demostró que cuando una persona goza de una buena vida íntima está más tentado a buscar una relación alterna a la que ya tiene.

Cuando se trata de una infidelidad nunca está nada por sentando. Es más, durante mucho tiempo se tuvo la idea de que la monotonía en el plano sexual, la falta de relaciones íntimas y la poca satisfacción en ellas era lo que llevaba a las personas a buscar una relación paralela, pero ahora un estudio acaba de poner en duda está creencia y ha dejado a más de uno con la boca abierta al revelar totalmente lo contrario.

Ya que según una investigación de la Universidad Estatal de Florida, cuando un persona está satisfecha con su vida íntima presenta más probabilidades de engañar a su pareja.

Según el equipo de expertos lo explica que, al saberse exitosos en la cama, también quieren hacerlo con otras personas. Sí, estás leyendo esto correctamente. Quienes lo hacen con sus chicas también quieren hacerlo con las mujeres de otras personas porque, según los investigadores, “se sienten más positivos sobre el sexo en general”. Bueno para ellos, supongo.El estudio dedujo que las personas más jóvenes e insatisfechas resultaban menos fuertes a la hora de evitar una tentación de una relación extramarital, lo cuál no es nada sorprendente.

Pero lo que sí podría sorprender es que las mujeres menos atractivas también están más inclinadas a hacerlo fuera de los límites de su relación (los hombres también tenían más probabilidades de cometer infidelidad cuando sus parejas eran menos atractivas).

Otros de los factores que se descubrieron en dicha investigación fue el papel determinante que juegan la edad, el atractivo y el número de parejas íntimas que se haya tenido antes.

Para llegar a esta llamativa conclusión el grupo de expertos de la Universidad Estatal de Florida investigó a 233 parejas de recién casados por un periodo de tres años y medio, documentando así detalles íntimos de sus relaciones, como por ejemplo la satisfacción conyugal, el compromiso a largo plazo, si habían participado en una infidelidad y si aún así estaban juntos.

En un comunicado de prensa, uno de los autores de esta investigación, Jim McNulty, dijo que en muchas ocasiones las personas cometen una infidelidad de manera inconsciente, por lo que no conocen las repercusiones que ésta va a traer a la relación. Las personas no están necesariamente al tanto o conscientes de lo que están haciendo o por qué lo están haciendo. Estos procesos son en su gran mayoría espontáneos y sin esfuerzo alguno, y pueden estar determinados por la biología y/o experiencias de la primera infancia. Por otra parte, los encargados de la investigación probaron dos procesos psicológicos que todos los comparten en diversos grados: la desvinculación atencional y la devaluación evaluativa de potenciales parejas románticas, para ver si estos podían ayudar a minimizar las posibilidades de infidelidad.

Ahora bien, te preguntarás cada uno de estos conceptos qué son? La desvinculación intencional es la evitación de pensar sobre el atractivo potencial de una pareja romántica. Por su parte, la devaluación evaluativa se trata de minimizar el atractivo de una pareja potencial en tu mente.

Para el equipo de investigadores, ambos procesos ayudan a hacer menos probable el riesgo de cometer una infidelidad y en consecuencias fueron los más propensos a tener relaciones con una mayor posibilidad de ser saludables, exitosas y duraderas. Por otro lado, Jim McNulty indicó que un creciente cuerpo de investigación sugiere que las personas pueden ser muy capaces a la hora de aumentar su capacidad para desplegar la desconexión o la devaluación cuando alguien más la tiente.

Con respecto al hecho de que las personas con mayor satisfacción sexual por parte de su pareja resultaban más proclives a la infidelidad, el estudio esbozó una posible explicación a este hecho. Al parecer, esto se debe a que cuando una persona se siente muy a gusto con la sexualidad se siente impulsada a seguir hallando satisfacción aun cuando esta no la suministre la pareja.

Contrario a lo que se cree, tener una excelente actividad en la cama no te da la seguridad que tu pareja evitará buscar a otra persona, para los investigadores sucede todo lo contrario. Y a continuación te mostraré esas frases que delatan a todos los infieles:

“Nunca te engañaría”. Esta es una promesa que rara vez cumplen, si lo menciona a cada segundo y sin motivo, es momento que estés alerta, está tratando de convencerte de algo que no es.

“Eres el amor de mi vida, nunca haría algo para dañarte”. Muchos se valen del amor para hacerte creer que por este jamás te causaran dolor, cuando en realidad hacen todo lo contrario.

“No tengo dinero para eso que deseas”. Generalmente es mentira, si lo tiene, pero lo está gastando en otra persona más y no quiere que lo descubras.

“Estoy cansado”. Significa que ahora ya no está disponible para ninguna actividad contigo y pone excusas tontas para escapar de ellas. Probablemente ya se está divirtiendo otro lado.

“No confías en mí, ese es el problema”. Usan la manipulación a su favor.Pasan de ser victimarios a víctimas, su objetivo es que sientas culpa y desviar tu atención hacia otra cosa.

“Nada más somos amigos”. La frase más usada cuando le preguntas sobre esa persona de quien sospechas. Ese es el único vínculo que los une según él.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"