Sanáte emocionalmente ante la ausencia del padre de tu hijo

Cuando se presenta el caso de ser madre soltera se generan múltiples heridas emocionales en la vida de la mujer y de su hijo, resulta que para salir delante de esta brecha se requiere de mucha fuerza, voluntad y valentía para asumir el desafío que implica criar a un hijo sola, y es que muchas son las oportunidades donde escuchamos historias de mujeres que bajo el abandono debieron emprender el camino de la maternidad solas por culpa de su pareja que decidió abolir su responsabilidad y dejarlas.

En el instante que se presenta el abandono dentro de la mujer se genera un vacío existencial donde surgen muchas dudas e inseguridades que causan un desorden emocional, en muchos casos se razona sobre el ámbito económico, el tiempo para trabajar y criar así como el que dirán a nivel social. No obstante, a pesar de las múltiples complejidades muchas asumen el desafío y logran superar las adversidades dando lo mejor de sí mismas para salir adelante y triunfar en la vida.

Y es que para lidiar con la constante carga emocional que se vive de forma rutinaria te presentamos algunos aspectos a tomar en cuenta para sanar el coraje y la rabia que no te permiten disfrutar las oportunidades de la vida y desarrollar el talento que llevas dentro como persona exitosa. Mantén siempre presente que este es un hecho que se arrastra durante toda la vida, por otra parte, no puedes permitir que las cicatrices internas influyan de forma negativa en tu vida y las personas que te rodean.

Recuerda que eres humana y sientes, exprésalo y desahoga esas emociones que llevas por dentro, reprimir los sentimientos constituye un error frecuente que acumula las tensiones y culmina en una explosión emocional fuerte con las personas equivocadas. Tomate un tiempo para reflexionar lo que sientes, lo que te preocupa y las posibles soluciones al tema.

Identifica las emociones negativas que te rodean como la ira, la impotencia y el miedo, para trasformar ese dolor en motivación para seguir delante, trabaja en ti misma y reinventarte las veces que sean necesarias para superarlas.

Mantén siempre firme tu autoestima, procura no tocar temas de sensibilidad y conversaciones negativas que evoquen malos recuerdos y emociones fuertes, no trates de victimizarte, acepta las cosas como son, amate, respétate y compréndete cómo eres. Busca la fuerza interior para reconocer tu potencial y amar tus defectos y virtudes, todo depende de ti.

Evita los pensamientos negativos y progresivamente elimínalos. No busques culpables, busca siempre alternativas de expresar tus emociones, con diversos métodos como la escritura, la música o el arte.

Comprende los hechos y aprende de ellos, no te culpes por las decisiones de las otras personas, que actuó sin pensar, pues nunca entendió por completo su rol como persona en la relación.

Siéntete amada por las personas que te rodean y te brindan su apoyo, bajo los hechos del abandono aprende a identificar fuentes de afecto, tu mayor fortaleza durante este periodo será el amor propio y la perseverancia ante las adversidades, recuerda es difícil el camino pero no imposible transitarlo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"