Sabio momento que elige una mujer para enamorarte.

​En los últimos años se ha vuelto frecuente la conversación sobre la soltería femenina, porque resulta curioso el fenómeno de que las mujeres ya ponen más atención en todas las cosas que hacen, incluyendo el enamoramiento. La sociedad se ha encargado de transmitir prejuicios sobre las mujeres esperando a su príncipe azul, pero la realidad es que ahora las mujeres solteras son más fuertes e inteligentes y saben cuándo es el momento preciso para enamorarse.

Recientemente se publicó un estudio psicológico que relaciona la soledad de las mujeres con la inteligencia. Uno podría pensar que el amor es algo único que ocurre entre dos almas que se encuentran; pero resulta que en una sociedad afanada en medirlo todo, se ha decidido exponer qué sucede con las mujeres solteras. Uno de los últimos resultados apunta a que las mujeres inteligentes resultan muy atractivas, pero en la práctica y en la convivencia diaria, esa atracción se desvanece.

Las mujeres inteligentes son mujeres con carencias, rechazos y dolor, pero que han sabido afrontar la vida con buenas decisiones y se han vuelto más fuertes, le han apostado a su pasión, no solo a un trabajo mediocre y son personas que van por lo que quieren.

Existen mujeres que no desean dedicar su vida a inspirar a alguien más, que son responsables de sí mismas, de sus emociones y su crecimiento personal, no hay lugar para resentimientos, no están esperando el reconocimiento de nadie y que están dispuestas a amar en términos de igualdad, no de dependencia.

Cada día las mujeres gozan de mayor libertad a la hora de la conquista en las relaciones de pareja, son ellas quienes tienen la iniciativa y estas son actitudes que a los hombres les gustan, porque las miran como mujeres fuertes y valientes. Cuando estés frente a una mujer madura, ella sabrá cómo, cuándo y a quién vale la pena entregar su corazón.

Existen leyes de conquista que ellas podrían aplicarte sin que siquiera lo notes, hasta que estés completamente rendido ante ella. Pero debes estar consciente de que una mujer sabia no toma su enamoramiento a la ligera y también saben elegir el momento adecuado para ser exitosa y conquistar al hombre que le gusta:

– Cuando él está soltero. Si un hombre ha terminado una relación de pareja de varios años, es porque ya no quiere estar con esa persona y ese es el momento justo para acercarse, pues quiere decir que también está dispuesto a tener una nueva relación. Si ella se acerca a ti en ese momento, probablemente quiere algo formal o cumplir con un amor platónico.
– Cuando él insiste. Ella se hace del rogar mientras tú pones toda tu inspiración en la conquista y justo cuando te estás dando por vencido, ella lanza las señales correctas en el momento adecuado, justo un instante antes de que decidas irte.
– Cuando se siente segura de sí misma. Ella no piensa en tu soltería ni en tu compromiso, normalmente cuando una mujer se siente segura de sí misma y de sus cualidades, decide ir por el hombre que la atrae, incluso si eso significa ser la tercera en discordia. Si tú estás comprometido, piénsalo dos veces y dile realmente cuáles son tus intenciones.
– Cuando está soltera. Algunas mujeres se toman el tiempo justo para pasar el duelo de una separación y después de eso lanzarse al amor nuevamente, en el momento en el que sabe que deberá comenzar de nuevo y está dispuesta a hacerlo. Si te ha elegido entre muchos otros, sabrás que te valora y que te dará muchas emociones.
Ante la inteligencia de las mujeres que ahuyenta, también tendríamos que hablar de la inseguridad que se esconde, porque los roles de género se establecen bajo ideologías machistas en las que el hombre lleva el liderazgo de la relación y la función de la mujer es seguirle. Enamorarse en términos de igualdad y no de control, es aceptar la vulnerabilidad personal.

Las mujeres inteligentes los obligan a pensar en otras formas de hacer las cosas y abre una sensibilidad que no ocurre cuando las mujeres asumen mentiras como la fragilidad, que las hace necesitar de un hombre para alcanzar sueños y legitimarse como una persona valiosa.

Las mujeres han hecho frente al estereotipo de ser débiles y sentimentales para ocupar espacios en los que la fuerza y capacidad intelectual que poseen se pone a prueba constantemente, esto tal vez de oportunidad a los hombres de combatir el estereotipo de fuerza y razón para abrirse paso a la vulnerabilidad y disposición a lo sensible. Finalmente, para amar se requiere tanto de los sentimientos como de la inteligencia, unos impulsan lo que lo otro convierte en decisión.

​Cuando una mujer ha tenido muchas caídas y relaciones fallidas, aprende a no tropezarse con cualquier cosa. El tiempo nos deja recuerdos y enseñanzas fuertes, nadie nace siendo un experto en todos los aspectos, eso se tiene que ir desarrollando con el paso del tiempo y con el dolor que nos dejan las experiencias anteriores. Tu forma de ver la vida, el amor y todo lo que te rodea, dependerá de tus propias batallas. Algunas mujeres lo hacen a temprana edad, otras más tarde, pero al final todas saboreamos los frutos de la madurez emocional.

Cuando hablamos de amor, no hay que dejar las cosas al azar, ni a merced de la acción del tiempo, sino que hay que poner de nuestra parte y aprender bien las causas y consecuencias de los errores que nos lastimaron en el pasado, para no volver a repetirlos, para que la próxima vez que decidas enamorarte sea por las razones correctas, de la persona correcta y de la forma correcta. Madurar es dejar atrás el drama y las malas decisiones.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"