¿Sabes que es la gastritis emocional y como tratarla?

¿Sufres dolencias en el estómago a menudo? Si los doctores no han diagnosticado una causa aparente, de buenas a primeras, es muy probable que tengas aquello conocido como gastritis emocional nerviosa. Ya te habrás imaginado por su nombre que consiste en un tipo de enfermedad caracterizada más por un aspecto psicológico que físico.

Es fácil confundir los síntomas con los del colon irritable o con la gastritis normal. Por ello, en este artículo te vamos a contar en qué consiste exactamente la gastritis emocional nerviosa, sus causas, sus síntomas y cómo tratarla. 

¿Qué es la gastritis nerviosa?

La gastritis emocional nerviosa está provocada por estrés o ansiedad y afecta directamente a nuestro estómago. Con este tipo de gastritis, se inflama la mucosa gástrica provocando dolor, ardor y ácido, entre otros.

La acidez del estómago sube

Pero, ¿cómo el estrés puede llegar a provocar gastritis? Pues es mucho más sencillo de lo que parece. Con el estrés, la acidez del estómago sube sin que ninguna pastilla o alimento lo haya provocado. Si a esto le sumamos que, además, cuando tenemos estrés solemos comer peor, podremos entender por qué el estrés genera gastritis: mayor acidez y comida “chatarra” no son buenas combinaciones. Este dolor de estómago que se genera, esta gastritis, no es algo que deba obviarse, ni mucho menos; estamos hablando de un dolor que nos está alertando de que algo va mal en nuestro cuerpo. De continuar de ese modo, podría acabar saliendo una úlcera estomacal, y ahí ya estamos hablando de problemas de salud bastante graves.

Síntomas

Además de los comentados dolores, acidez y ardores, viene inevitablemente acompañada de otros síntomas como nervios, tensión, estrés y ansiedad. Si estás pasando un período delicado, ¡atento! Tu estómago puede estar sufriéndolo

Tratamiento de la gastritis emocional

Se considera que tanto si es una gastritis emocional como no, se aconseja seguir la misma dieta, una alimentación sana y ligera, una dieta blanda ayude a regular los síntomas y comer alimentos como

  • Arroz
  • Verduras
  • Sopa
  • Fruta
  • Carne
  • Pescado
  • Leche de soja o arroz
  • Agua

A parte de los alimentos que colaboran con la mejora de la gastritis, si es emocional, se considera más delicada, pues se tendría que mantener un equilibrio mental para que el cuerpo pueda recomponerse y así ambas partes estén en consonancia y el organismo funcione regularmente y de manera sana.

Gastritis emocional, ¿aguda o crónica?

Aunque por regla general, tal y como manifiestan muchos especialistas, la gastritis emocional tiende a ser primeramente aguda, en algunos casos, es relevante recordar que si no se atiende a tiempo la gastritis aguda puede convertirse en crónica. Por ello, es recomendable asistir al especialista apenas se sientan los síntomas, pues se puede presentar a cualquier edad.

Identifica las causas


El mejor remedio, la mejor forma de evitar tener gastritis por estrés, es detectar rápidamente el estrés y tratar de paliarlo de la mejor manera posible. No obstante, esto no siempre es fácil.

Identifica la causa de tu estrés o nerviosismo, habitualmente suele estar causado por algo concreto, ya sea relacionado con el mundo personal, familiar, laboral o amoroso. ¿Hay algo que te preocupa? ¿Estás sobrecargado de cargas familiares? ¿Demasiado trabajo? Aprende a identificar la causa de tus problemas emocionales, es el primer paso para conseguir superar la situación y que no afecta a tu salud física.

Actividad Física

puedes buscar tiempo para hacer alguna actividad física que te motive y guste. Puedes probar con caminar al principio, y continuar corriendo si es que te apetece. En casa también puedes hacer muchas actividades, como bailar, Pilates, yoga. Cualquier actividad es buena, porque te ayudará a liberar estrés y a encontrarte mejor con contigo mismo. No os pongas excusas, no digas que no tienes tiempo, y trata de aprovechar esos minutos para conocerte más y más.

¿Y si no es una gastritis emocional?

Por otro lado, debemos pedirte prudencia a la hora de auto diagnosticarte una gastritis emocional nerviosa, ya que estos dolores de barriga pueden deberse a otras causas que no son identificables fácilmente desde primera hora, por ejemplo, sobreexposición a alcohol de forma permanencia, infecciones, alergias, intoxicaciones o incluso abuso de ciertos fármacos, además de poder tener también una raíz metabólica.

En cualquier caso, lo mejor siempre es consultar con un especialista y, si el problema persiste, solicitar una segunda opinión médica. No te quedes con la primera opinión, encuentra la solución a tu problema. Pero recuerda que solucionar los problemas estomacales y no hacer nada por el estrés no servirá!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"