Recupera el deseo íntimo a los 40 años

La perdida del deseo íntimo femenino se puede producir por diversas causas, desde el estar pasando por un período de separación con la pareja, el mantener una relación con conflictos, el tener depresión, a causa de ciertos medicamentos, entre otros. En este artículo vamos a hablar en específico para las mujeres que están con este problema a la edad de los 40 años, sin embargo, realmente se puede producir a cualquier edad, por lo que este artículo le puede servir a cualquier mujer que esté batallando en contra de este problema y que quiera encontrar alguna solución.

¿Quieres seguir esperando para recuperar de nuevo tu intimidad?


Nos imaginamos que no. Para esto, a continuación vamos a poner a tu disposición información que viene de estudios científicos que han investigado el tema. En primera instancia, según nuestro estudio, la mayoría de las mujeres maduras a las cuales se les preguntó, confesaron que su problema yacía en que “no tenían ganas de tener intimidad”. Es decir, se refieren a que creen que perdieron el apetito sexual al igual que tú. Lo cual nos lleva a la siguiente pregunta.

¿Cómo se pierde la libido?

Esto, normalmente se demora un tiempo, es decir, este proceso tiende a suceder de manera muy gradual, puede llegar a ser incluso aparentemente imperceptible. Es muy raro que suceda de la noche a la mañana.

Algunos de los síntomas más comunes son: el aburrimiento, el sueño y los dolores de cabeza. Si tú tienes alguno de estos síntomas, quédate leyendo, ya que puede ser que la investigación que presentamos a continuación te sirva para que puedas entender las posibles causas de la disminución de tu apetito sexual.
La investigación es realizada por una mujer australiana, la cual asegura que puede hacer desaparecer este problema. También dice que su método se puede utilizar a cualquier edad.

Dentro de las buenas noticias, se encuentra que, según un estudio de la Universidad de Melbourne (en Australia), publicado recientemente para la revista Journal of Sexual Medicine, la perdida o ausencia de libido se puede combatir, debido a que tiende a ser un problema de deseo sexual, el cual es más frecuente que se manifieste por primera vez en la mediana edad de la mujer.
La autora de dicha investigación, al respecto, se refirió que según sus lecturas previas sobre el tema, se había topado con frecuentes investigaciones que apuntan a que esto es un problema común, sin embargo, ella nunca había presenciado un número tan grande.
Dentro de las malas noticias, se encuentra que el 70% de las mujeres, de edades entre 40 y 65 años, las cuales participaron en la investigación, se refirieron a que habían perdido el deseo o las ganas por tener intimidad, así que si piensas que no te puede pasar a ti, ojalá que estés en cierto y que habites en el 30% de mujeres que no sufren de este problema. Pero, está demás decir que las estadísticas no están a tu favor.
Con respecto a lo que manifiestan las mujeres que participaron en el estudio, ellas expresaron que no les llamaba la atención el hecho de ir a la cama con su pareja, revelaron que preferían hacer otra cosa antes de tener intimidad. La respuesta más frecuente fue querer descansar. Lo cual las llevó a inventar excusas o mentiras blancas con el objetivo de evitar tener intimidad con sus parejas.

¿Por qué sucede esto?


Al respecto, Walter Ghedin, el cual es un experto en el tema y además, es psiquiatra y sexólogo, expone la siguiente información.
Él investigó que en cuanto a la falta de libido, se ha descubierto que hoy en día es un tema que está siendo investigado tanto en cuanto a aspectos cualitativos como cuantitativos. Dentro de los aspectos cualitativos, se pueden encontrar investigaciones sobre: diferencias de género, intensidad, oscilaciones, percepción de las mujeres sobre el tema, etc.

Como fruto de las investigaciones anteriores, se genera la siguiente pregunta: ¿qué genera o cuál es la causa de la falta de deseo carnal? Al respecto, se encontraron relaciones con los siguientes factores: desajustes hormonales, hinchazón, cansancio y dolores corporales.
Con respecto a los desajustes hormonales, solamente se conoce dentro de la comunidad científica, que se está estudiando acerca del trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH). El cual, como su nombre lo indica, es la disminución del deseo sexual en forma persistente y recurrente. Lo anterior puede ser debido a diferentes causas, una de ellas es que al parecer, los niveles de testosterona se reducen tanto, cuando la mujer envejece, que pueden reducir su deseo sexual hasta apagarlo.

Resulta importante evaluar que las causas no sean: la depresión, otras patologías de la salud mental o el abuso de sustancias. En el caso de ser éstas últimas, lo recomendable es tratar la causa y lograr recuperar el deseo sexual.
En el caso de que la causa corresponda al trastorno, es necesario que la persona con deseo sexual hipoactivo (o inhibido) refiera que no siente “ganas” de tener relaciones sexuales. Otras características son que tampoco le interese tener actividades autoeróticas y que no tenga deseos de tener fantasías sexuales.
Como ya explicamos, la perdida de libido suele suceder de manera gradual, la cual conlleva a que en ocasiones, la persona tenga una falta de reconocimiento de la nueva y baja intensidad sexual, sin embargo también existen personas que han sido así durante toda su vida, argumentó Ghedin.
En el caso de las mujeres que han perdido su libido, lo primero que deben hacer es evaluar la causa de esto y actuar en consecuencia.

Otras acciones que se pueden realizar son el empezar a activar su cuerpo sexualmente más a menudo, por medio de comprometerse con su cuerpo y sus necesidades.
Si es que están en pareja, necesitan hablarlo con su pareja, para que puedan con urgencia abandonar la monotonía de su relación amorosa, empezar un proceso de conquista mutua y poder descubrir en conjunto qué es lo que despierta el libido de ambos.

Tanto si es que estás en pareja, como si estás disfrutando de tu soltería, te sugerimos cumplir con alguna fantasía que tengas, inventar nuevas fantasías o intentar algo nuevo en la cama. En resumen, busca cómo renovar tu sexualidad. Explora tu propio cuerpo, vuelve a descubrirte y prueba mantener relaciones sexuales si es que te encuentras en pareja, aunque al principio no le encuentres la gracia, eventualmente las llamas del de deseo volverán a encenderse, una vida sexual activa es fundamental en una persona sana.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"