Recibes poco amor de tu pareja ? Así es como intentas justificarlo

Sabemos que es bastante duro aceptar, así de la noche a la mañana, que no nos quieren de la manera que nos merecemos, con toda las ganas. Entonces, hay que admitir que, si en una relación hay dudas sobre el amor de la otra persona, todo el tiempo, el afecto está enfermo. Intentar sanarlo, muchas veces implica correr el riesgo de que todo se acabe; por otro lado, dejarlo todo como está es hacer que el ‘’virus ‘’se extienda. La persona apegada o dependiente emocional siempre prefiere la segunda opción

Así justificamos la falta de amor de nuestra pareja

1. “Me quiere, pero no se da cuenta”

Esta justificación está sustentada en un pensamiento totalmente irracional. Si una persona está enamorada de ti simplemente lo sabes, lo sientes, lo vives en cada pulsación, porque el organismo se encarga de mandar señales de que así es. El amor no pasa desapercibido. Las señales son más que evidentes, tanto a nivel fisiológico como psicológico. El amor nunca es ignorante. Si tu pareja dice no saber que te quiere, o tu no sientes que te quiera: no te quiere, así de simple y doloroso.

2. “Los problemas psicológicos que tiene, le impiden amarme’’

Mucha de las personas con dependencia emocional que no se sienten amadas tienden a justificar el desamor de su pareja mediante causas psicológicas o traumas infantiles, porque en realidad se niegan a admitir que la persona no los ama. Las justificaciones más frecuentes son: que él es tímido, introvertido, miedo al compromiso, problemas de personalidad, mala crianza. No caigas en un sinfín de justificaciones, cultiva el amor propio, recobra fuerzas y sigue adelante con tu vida.

3. “Esa es su manera de amar”

Nadie dice que no que haya diversos estilos personales en la manera de amar, pero, seamos sinceras, algunos son francamente sospechosos. Por ejemplo, si en la “manera de amar” de nuestra pareja se incluyen: antipatía, indiferencia, egoísmo, deseo control, agresión e infidelidad, es fundamental para tu salud mental llegar a cuestionarse sinceramente la relación y replantearse TODO.

4. “Se va a separar”

Si tienes la desventura de encontrarte en esta situación tan poco favorable, por haber tomado la pésima decisión de haberte involucrado con un hombre comprometido, recuerda que si te ves de pronto acosando y amenazando a la persona que amas para que se separe, vas por mal camino a pasos acelerados. Muchas veces escuchar la frase, “No puedo separarme”, significa en realidad. “No tengo el coraje o ni las ganas de hacerlo”.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"