Razones por las cuales un hombre prefiere a las mujeres dominantes

Aunque te sea difícil de creer es así, los hombres también prefieren que tú tomes la iniciativa. Es cierto que el hombre es considerado como el sexo fuerte, el dominante, el que normalmente debería tener la iniciativa para realizar las cosas, pero tampoco nos referimos a ese hombre violento o machista. Lo que a lo mejor no sabías es que a ellos también les puede aburrir ser siempre los que deban dar el primer paso para todo, incluyendo en la cama. A ellos también les gusta tener una pareja dominante, alguien que les sepa ‘’domar ‘’pero con creatividad en la cama.

Generalmente las mujeres que muestran una actitud dominante son más sexys para los hombres. Cuando hablamos de dominante no nos referimos a que el hombre sea un esclavo y ella su ama, sino más bien a que la mujer tenga iniciativas, seguridad y buena actitud, aparte de ser guapa, claro. Sin embargo una mujer que es hermosa pero insegura, termina no siendo muy atractiva para los ojos masculinos, pero si se muestra firme y segura en la vida cotidiana, equivale a que en la intimidad también tendrá ese comportamiento y a los hombres les encanta ser dominados en la cama.

A continuación te contaremos cuáles algunos puntos que encantan a los hombres de las mujeres dominantes:

· Adoran a las mujeres seguras

Normalmente una mujer a quien le gusta dominar en la cama, por lo general es una mujer que se encuentra segura de sí misma. Esa gran seguridad que poseen ellas es algo que las hacen más sexys y atractivas, más aún si son capaces de trasmitir esa seguridad y comportamiento dominante en la cama. Independientemente a cómo sea su cuerpo, este tipo de mujeres no tiene vergüenza de mostrarlo, no se reserva nada en absoluto, por otro lado ellas buscan probar cosas nuevas, estrategias que la harán disfrutar al máximo del sexo con su pareja. Las mujeres con estas características siempre resultan muy atractivas para el hombre.
Muchas veces ni siquiera en la cama a las personas de sexo masculino les gusta tener la iniciativa. A veces ellos quieren terminar siendo los “inocentes” y que tú des la iniciativa para una placentera jornada íntima.
· Les gusta ser seducidos

A los hombres, así como a ellos les gusta seducir, también les encantan ser seducidos por una mujer, porque esa es una señal que les indica que sienten más deseados y por ende, equivale a ciertas cosas como: elevar la autoestima de los mismos, los hace más atractivos y por supuesto, se sienten más que bien así. La mayoría de los hombres piensan que ellos deben iniciar el sexo siempre, pero también les seduce que tú tomes la iniciativa, así que no seas tímida y hazle saber cuántas ganas le tienes, conquístale a tu hombre de una manera bastante sexy.

· Les gustan las sorpresas

A nadie le gusta la monotonía, pero tal vez a los hombres les aburra más rápido el hecho de no experimentar cosas nuevas a la hora de tener relaciones sexuales. Tú puedes ayudar a tu pareja a hacer algo nuevo, cosas que ayuden a mantener encendida la llama de la pasión. La monotonía es aburrida y a los hombres les fascina que las mujeres tengan ciertas sorpresas preparadas, principalmente al momento de estar juntos en la cama. Sorprender a un hombre significa hacer cosas inesperadas en la cama, a ellos les encanta que una mujer sea la que tome el control de la situación en el momento de estar en la intimidad, es algo que consideran sumamente sexy. Así que no te avergüences, de vez en cuando deberías romper los roles tradicionales en el sexo y convertirte en una mujer dominante.

· Conviértete en un estímulo visual

Para la gente del sexo masculino, una mujer dominante se convierte en un gran estímulo a sus ojos, es visualmente una persona muy atractiva para ellos. Como ellas no tienen miedo alguno de mostrar su cuerpo, lo hacen sin preocupación alguna. Normalmente lo que buscan en una relación íntima es que mires y admires cada parte de su cuerpo, por eso buscan ciertas posiciones que vayan acorde al propósito.
Una de las posiciones de dominación elegidas por ellas es la de vaquerita, ya que consideran que visualmente para ellos es una posición bastante hot. Al estar de esa manera, la mujer permite que el hombre aprecie cada parte de su cuerpo. Por otro lado, el hecho de mirar cómo el cuerpo de la mujer se mueve con desenfado, demostrando también que está disfrutando al máximo del momento, es algo que a los hombres los vuelve locos.

· Los ayuda a relajarse

Estar con una mujer dominante significa un estrés menos al momento de estar en la cama juntos, pero ojo, eso no quiere decir que el hombre deba acostarse y esperar todo de la mujer, sino que simplemente es la mujer la que hace la mayor parte del trabajo. En este caso no son los hombres, como se ha dicho siempre, los responsables directos de que la mujer pase de manera placentera, de ese disfrute y de hacerlas llegar al orgasmo. En este caso, los hombres no se preocupan demasiado en poner su mejor empeño por impresionar a su pareja y lo que deben hacer es enfocarse únicamente en disfrutar. A los hombres les encanta este tipo de acciones por parte de una mujer, ya que eso los hace sentir relajados, consentidos y mimados, incluso hasta disfrutan más del sexo de esa manera.

Si quieres impresionar a un hombre trata de no ir mucho por el lado del romanticismo justo después del sexo, olvídate de preguntar si te quiere o si se casaría contigo, simplemente puedes hacerle preguntas como qué tal le ha parecido, si ha disfrutado, etc. Tampoco demuestres asiduamente un comportamiento sumiso, recuerda que mientras tú tengas la iniciativa y ese poder de dominar la situación a la hora de tener relaciones sexuales, siempre tendrás enloquecido por ti al hombre que esté contigo. Nunca te avergüences de demostrar tu encanto y tus atributos, ellos adoran eso.