¿Quieres saber si existe la envidia entre mujeres?

Si hay una idea presente en el imaginario colectivo, es esta: “las mujeres son las primeras en criticar a otras mujeres”. Poniendo todas las cartas sobre la mesa, lo primero que hay de cierto en todo esto es que, las mujeres nos imprimimos mucho más exigencias a la hora de disponernos a observar. No siempre disculpamos un mal peinado o un vestido que no era acorde a la ocasión. Más allá de cuál sea el fondo de ello, sí, somos demasiado observadoras y no hay detalle que se escape a nuestra vista de halcón.

Mitos y certezas. ¿Será envidia?

Podemos arrojar varias preguntas para llegar al fondo de esta leyenda urbana como, por ejemplo, si se envidia la ropa, las parejas o el éxito profesional. Dispuestas todas sobre la mesa, trataremos de desentrañar la madeja y encontrar la respuesta correcta.

De alguna manera, todas estas respuestas pueden tener una parte de verdad. La psicóloga Cristina Wood, quien se ha abocado a estudiar el estrés, afirma con seguridad que, si una mujer encuentra a otra, sea en el lugar que fuere, automáticamente realiza una recorrida de pies a cabeza con los ojos, que los hombres no harían entre si. Ellas se fijan en la ropa, el peinado, si lleva las uñas arregladas, si ha pasado por la peluquería. Todos los detalles quedan grabados en la retina.

Para muestra, un botón. La profesional recuerda un hecho muy común entre las mujeres. Te ha pasado, seguramente, que no ves a una amiga desde hace tiempo y en medio de ese café que decidieron tomar juntas surgen los comentarios acerca de lo linda que está cada una o si está delgada o más gorda. Es una tendencia automática que tenemos, casi un código de entendimiento.

El origen de todo: la cuestión cultural
¿Para quién se visten las mujeres? Es una pregunta que siempre se pone sobre el tapete y surgen los preconceptos de todo tipo: si se visten para los hombres, para ellas mismas o para buscar la aprobación tácita de las demás mujeres.

A criterio de expertos sobre el tratamiento de ansiedad y estrés de Madrid, España, es una cuestión de origen cultural la respuesta automática de las mujeres respecto a los temas estéticos. Las mujeres nos quedamos en los detalles, podemos ver con detenimiento porque es algo con lo que crecimos y así nos han criado, explican claramente estos profesionales.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"