Quien hoy no te valora, mañana te extraña: Según la ciencia.

A través de los años escuchamos muchos dichos, algunos son completamente ciertos y otros son una total patraña. Pero uno de los más famosos y conocidos es el dicho: “Quien hoy no te valora, mañana te extraña” o “El hombre que hoy no te cuida, mañana te extraña” al ser algo tan afirmativo muchos se preguntan si es algo verdadero. Pues resulta que una investigación, realizada en Londres señala que es muy alto el índice de varones que hacen esto de arrepentirse después de terminar con su pareja, dicho estudio entrevistó a aproximadamente 2.000 hombres que se habían divorciado o separado después de una relación de más de 5 años. Para el asombro de todos, el 50 % de los entrevistados acepto estar arrepentidos con la decisión, según informó un artículo editado en el Daily Mail.

Cuando alguien se marcha de nuestra vida hay algo dentro de uno mismo que se rompe. Es probable que no acertemos a saber qué es lo que se ha quebrado, sin embargo, nos duele muchísimo. Si eres una mujer a la que le pidieron el divorcio o simplemente tu pareja terminó contigo, déjame decirte que es muy probablemente que tu ex pareja se encuentre arrepentido de haberlo hecho. El argumento más escuchado durante la investigación fue: “Divorciarse es un gran paso en cualquier relación, pero a veces, decir, quiero el divorcio sólo se dice por el calor de la discusión y no porque realmente era eso lo que se buscaba”, lo que nos da a comprender ese sentido impulsivo de muchos hombres. Asimismo, cuando una persona nos abandona injustamente, cuando nos dejan sin explicación ni mediación, podemos estar seguros de que el día de mañana le penará habernos perdido.

El asunto consiste en que los remordimientos sobre cómo llevó la relación, la impaciencia y las malas decisiones abundan después que la tormenta del divorcio y la rabia pasan, cuando está la cabeza fría. Según los investigadores, la mayoría de estos hombres experimentó dudas y piensan que no fue la decisión correcta, pues muchos todavía aman a sus ex parejas y se sienten fracasados por haberlas perdido. Como dice otro dicho “El que nada no se ahoga, y si alguien se ha ahogado es porque no quiso nadar”, porque no estaba a la altura de su ex esposa o novia, o porque su grado de madurez emocional le impedía ver que hay millones de maneras de resolver los problemas y luchar por una relación.

El estudio además reveló que los arrepentidos tras el divorcio admitieron sentirse solos y que asumían las culpas o responsabilidades del quiebre matrimonial, ya que se habían dado cuenta de que el divorcio no era la mejor decisión. Tal es el caso, que el 42% expresó haber pensado en darse una segunda oportunidad y hacer el esfuerzo para que esta vez las cosas funcionaran. Mientras que un 21% de ellos, no solo pasó por su mente una reconciliación, sino que volvieron a estar juntos. Asimismo, 1 de cada 5 encuestados dijeron haber empezado con los remordimientos de inmediato. Mientras que el 19% del total, tuvieron dudas una semana después de haber verbalizado la palabra divorcio.

La interesante investigación inglesa concluyó que los hombres separados después de un tiempo fueron capaces de valorar su matrimonio y apreciar a sus ex parejas por el esfuerzo que ellos no hicieron para sostener la relación. Pase lo que pase, de lo que no nos tenemos que olvidar nunca es de que toda experiencia dolorosa encierra dentro una gran semilla de crecimiento y de liberación.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"