¿Qué tiene de malo mostrar las “ganas” de estar en una relación?

Cuando queremos estar en una relación, entonces lo lógico sería buscar a otra persona. Frente a esto, hay quienes creen que el hecho que esto se nos note o que lo queramos decir desde un principio, hace que literalmente espantemos a los hombres y nos haga ver a nosotras como “arrastradas” o “desesperadas”. Entonces algunas personas te podrán decir “cuando no lo busques te llegará”, pero ¿está bien esperar si es que no queremos o si es que nos nace tomar la situación en nuestras manos?


Al parecer, a nivel social no hay mucho acuerdo acerca de cómo uno debe comportarse. Por un lado, están las mujeres que deciden salir con varios a la vez, pero a pesar de que ella cumpla las reglas al pie de la letra, es juzgada igual. Por otro lado, están las que salen con solamente una persona a la vez, éstas son juzgadas por “poner todos los huevos en una canasta”. En ambos casos, tenemos a mujeres que a su manera, lo están intentando y que son juzgadas. Pero a la mujer que juzgan con más ganas, es a la que declara que está cansada de las relaciones a corto plazo y que quiere buscar a su amor verdadero. Ya que lo primero que nos dice nuestro entorno de mujeres es “no muestres las ganas, los hombres las huelen y se ahuyentan, no quisieras parecer desesperada”.

Este consejo es a raíz de algún miedo que se puede tener, porque a simple vista, ¿qué tiene de malo mostrar que uno quiere una relación seria? ¿por qué esto es tan mal visto? Acaso, ¿realmente puede perjudicarte y arruinar cualquier posibilidad de atracción?

Queda claro que muchas mujeres aplauden a la mujer que sale a perseguir el trabajo de sus sueños, debido a que es ambiciosa y decide esforzarse. Pero aún así, es como que no tuviese permitido el compartir esa vida maravillosa que ha creado y por la que ha trabajado muy duro. ¿Por qué pasa esto? ¿Será que la idea de que debemos ser ferozmente independientes no nos deja compartir nuestra vida cuando queremos hacerlo?

¿Será que no existe razón válida socialmente para buscar el amor? Ya que socialmente existe un cierto rechazo a buscar el amor para tratar de llenar un vacío interno, lo cual por supuesto, no siempre es el caso. Y si es que, no es el caso, ¿cuál sería la razón correcta para buscar el amor? En realidad, no deberíamos tener que explicar por qué queremos abrazar a alguien los domingos en la mañana, por qué queremos que alguien nos pregunte cómo nos sentimos todos los días, o por qué queremos que alguien nos supla nuestras carencias emocionales.

El mostrar las “ganas” de tener una relación seria, se puede malinterpretar y confundir con estar abierta a tener relaciones sexuales con cualquiera. Este punto es importante, ya que las mujeres son fuertemente juzgadas por esto, porque se supone que no es algo que haría una “lady”.

Lo anterior suele producirse a partir de suposiciones que realizan las personas al ver que la mujer sale con diferentes personas. Lo cual las lleva a pensar de que la mujer tuvo relaciones sexuales con todos ellos. Esto, en ningún caso debería ser de opinión pública, ya que es algo totalmente privado. Si es que la mujer decidió o no, tener sexo con ninguno, algunos o con todos los involucrados es sólo decisión de la mujer. Pero en cambio, frente a las personas, ella seguirá siendo la mujer está “desesperada” cuando la realidad es que no tenemos ninguna idea de lo que está pasando por la mente de la mujer.

Al final del día, todo se reduce a que el concepto de amor está en constante cambio y por eso, ahora no tenemos idea de lo que entendemos por amor. De hecho, sólo hay una idea clara sobre lo que se supone que debería ser el amor o lo que era antes. Lo cual suena más o menos así: Primero que todo, tiene que ser a partir de una coincidencia, eso significa que se supone que ninguno de los dos estaba previamente buscando el amor, luego sucede como algo parecido a la magia, en donde nada está planificado, ni calculado, ni predeterminado. Por lo que si decides salir a buscar el amor por tus propios medios, estás en contra de toda la noción que recién explicamos sobre cómo debería ser el amor.

Así que ¡olvídalo! Nadie tiene el derecho de hacerte sentir mal por el hecho de que quieras tomar por las riendas a tu vida amorosa. Y si eso, según algunas personas, es “mostrar la sed” entonces ¡que así sea!, porque lo que si está mal es que si quieres tomar acción en ésta área de tu vida, dejes de hacerlo, por miedo o por no querer enfrentar lo que te digan otras personas.

Esta actitud de tomar acciones con respecto a tu vida amorosa, debe tener un límite. Es decir, nadie está hablando de decir: “Hola me llamo Pepa y quisiera estar embarazada en julio”. Porque eso definitivamente debiese asustar a cualquiera.

Otro tip que te podemos dar es el no hablar de tu “ex” ni ponerte a llorar por el durante las citas que tengas. Si es que te pasa eso, significa que si es recomendable que esperes un poco a que estés mejor del tema para que puedas salir con otros.

Dejando fuera los casos extremos anteriores, si es que te sientes lista y dispuesta para encontrar al amor de tu vida, entonces ¡no dejes que nadie te detenga!. Si tus “ganas” significan para ti: “esto es lo que quiero, porque me va a ayudar en convertirme en lo que quiero ser”, entonces puede ser que el amor sea justo lo que necesitas para ayudarte a llegar al siguiente nivel. Recordemos que no sólo podemos tener una pareja para ser feliz, sino que significa que nos complementa y muchas veces, nos va a hacer enfrentar partes de uno mismo a las cuales de otra manera, no tendríamos acceso. Así que como moraleja de la historia, ¡aprovecha tu “desesperación”, tus “ganas” y tu “sed”!.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"